Colombia La Comunidad madrileña contribuye al desarrollo del país  alentando los proyectos de formación y codesarrollo

95

El viceconsejero de Inmigración y Cooperación, Gabriel Fernández Rojas, ha finalizado su periplo por el país  en el que ha podido comprobar de primera mano el funcionamiento de varios programas y proyectos de Cooperación al desarrollo llevados a cabo en Armenia, Cali, Barranquilla, Cartagena de Indias y Bogotá, gracias a la ayuda que reciben del Ejecutivo regional.

En total, Fernández Rojas ha visitado 22 de los 91 programas que se llevan a cabo en el territorio nacional. Estos proyectos han servido de muestra para comprobar el funcionamiento de las iniciativas que impulsan el desarrollo de Colombia en ámbitos como la educación, la formación sociolaboral, la mejora de las condiciones de vida de las mujeres cabeza de familia, las reformas sanitarias, urbanísticas y medioambientales, así como las iniciativas vinculadas al codesarrollo y al fortalecimiento institucional del país.

Además, el viceconsejero ha mantenido finalmente ocho reuniones institucionales con autoridades colombianas para tratar aspectos relacionados con las políticas de inmigración, y estrechar aún más los lazos que la Comunidad de Madrid mantiene con Colombia.

Asimismo, Fernández Rojas ha inaugurado en el “Seminario Internacional sobre el Avance del Derecho de la Familia”, que ha tenido lugar en la ciudad de Bogotá, con la presencia del presidente de la Corte Suprema de Justicia y se ha entrevistado con personas del ámbito académico y legislativo.

Bogotá, Barranquilla, Cali y Cartagena

En la capital de Colombia, el viceconsejero fue recibido por el embajador de España en Colombia, Andrés Collado, y por el coordinador general de Cooperación Española, Miguel González Gullón. Además, Fernández Rojas visitó tres de proyectos orientados a mejorar las condiciones de vida de mujeres y niños de la calle.

En Barranquilla, el viceconsejero comprobó los avances del proyecto “Gestores de vida digna”, que atiende a más de 1.200 jóvenes del departamento del Atlántico para mejorar su calidad de vida. Además, inauguró el Centro de Formación para la Productividad y la Educación ambiental, un proyecto que recibe cerca de un millón de euros de la Comunidad de Madrid y que han sido destinado a la compra de terreno, la construcción de las aulas y la adquisición de los materiales para la formación y capacitación de más de 5.500 personas, -niños y madres de familia- que, gracias a esta iniciativa, podrán producir y comercializar productos agrícolas.

También en Barranquilla, el viceconsejero visitó el Colegio Pies Descalzos. En este centro educativo la Comunidad de Madrid ha invertido 275.000 euros en equipamiento e infraestructuras. Con esta aportación, más de 1.700 niños y jóvenes con elevados índices de pobreza se benefician de nuevos fondos bibliográficos, equipos tecnológicos y diverso equipamiento destinado a un auditorio y un teatro.

En Cartagena de Indias, Fernández Rojas visitó un centro educativo gestionado por la Fundación Humanismo y Democracia en colaboración con la Fundación Proboquilla; dirigido a mejorar las condiciones de vida de población desplazada y con situación de pobreza. En Cali, visitó entre otras iniciativas, un centro de atención a víctimas de reclutamiento forzosos de los grupos armados irregulares gestionado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. El objetivo de este proyecto es ayudar a los menores para lograr su inserción social.

Con el Eje Cafetero Colombiano

Tres de los proyectos constatados por el viceconsejero en el municipio de Armenia tienen relación con el codesarrollo y el fortalecimiento institucional, dos estrategias contempladas en el Plan General de Cooperación de la Comunidad de Madrid para el periodo 2009-2012. Bajo esta perspectiva, son los propios colombianos los agentes de desarrollo en su país, siendo la ayuda madrileña a la cooperación un impulso para apuntalar dicho esfuerzo.

En su visita a Armenia, Fernández Rojas comprobó cómo gracias a la contribución madrileña, con una financiación de 423.790 euros del Gobierno regional, se han mejorado las condiciones socioeconómicas de las familias inmigrantes en España, la generación de ingresos y el desarrollo de la mujer en Quindío. El resultado es que se ha fomentado la creación de unidades productivas urbanas y rurales, tanto de tipo individual como asociativo, enmarcadas en aéreas de trabajo asequibles para la población que vive en esta zona, como pueden ser el diseño de confecciones y manufacturas, la elaboración de productos gastronómicos típicos del lugar, etc. Estas iniciativas permiten a los emprendedores, no sólo salir adelante, sino conseguir un mejoramiento del tejido socioeconómico que evite los procesos migratorios causantes de rupturas familiares.

En la visita al el Centro Rural de Educación y Gestión, ubicado en el Eje Cafetero, Fernández Rojas pudo escuchar el testimonio de los un grupo de unas 50 personas, mujeres y hombres campesinos, que manifestaron sus aprendizajes y remarcaron la importancia de esta estrategia de cooperación internacional como medio para la mejora de sus las condiciones de vida de más de 18.000 beneficiarios. Este programa financiado por la Comunidad de Madrid con un presupuesto de 1.170.521 euros, gestionados a través de la ONG española H+D y la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, ha conseguido fortalecer la oferta de programas sostenibles, eficaces y de calidad para el aumento del nivel educativo de la población rural en esta zona emblemática de Colombia, a la vez que se ha mejorado la capacidad de gestión y se ha aumentado el nivel de ingresos de la población. También se han dotado con infraestructura y el mobiliario necesario, de los centros CREG’s, en los departamentos de Caldas y Risaralda donde a los caficultores se les ha facilitado el proceso de aprendizaje, capacitación y desarrollo técnico en el tema de Gestión Empresarial.

También en Armenia, el viceconsejero mantuvo un encuentro con los jóvenes toxicómanos en rehabilitación beneficiarios de un proyecto en Calarcá. Fernández Rojas recorrió la sede principal de la Fundación Familiar Pro Rehabilitación de Farmacodependientes (FFARO), un edificio adquirido gracias a la contribución de los madrileños. Esta entidad, que

cuenta con una aportación de 80.671 euros de la Comunidad de Madrid,

ha puesto en marcha un proyecto de prevención, tratamiento y rehabilitación de más de 1.000 jóvenes y adultos del departamento de Antioquia y Quindio, obteniendo exitosos resultados, no sólo para los beneficiarios directos, sino para toda la comunidad.

24 millones de euros para el desarrollo en Colombia

Desde el 2004, la Comunidad de Madrid ha destinado 24 millones de euros para la puesta en marcha de 91 programas y proyectos de Cooperación al Desarrollo en Colombia, mediante subvenciones a ONG´s, convenios con administraciones públicas colombianas y con otras entidades y organizaciones sin ánimo de lucro.

Colombia se destaca como el segundo país de destino de los fondos de la cooperación madrileña y el Ejecutivo regional mantiene estrechas relaciones con las instituciones públicas y privadas que trabajan a favor del desarrollo de los colombianos.