Presentada la Red Europea de Responsabilidad Social Empresarial y Discapacidad

234

Liderada por Fundación ONCE se presentó ayer lunes en Madrid la Red Europea de Responsabilidad Social Empresarial y Discapacidad (RSE+D), de la que forman parte empresas como Telefónica y L’Oréal y administraciones públicas como el Ministerio de Trabajo de Italia.

Miguel Ángel Cabra de Luna, director de Relaciones Sociales e Internacionales y Planes Estratégicos de Fundación ONCE, ha sido el encargado de presentar la Red RSE+D en un acto que ha contado con la presencia del director general del Trabajo Autónomo, Economía Social y RSE, Miguel Ángel García Martín.

En su intervención, Cabra de Luna ha señalado que la puesta en marcha de esta iniciativa parte de un enfoque económico de la discapacidad, como apoyo a la generación de nuevas oportunidades para las empresas. Igualmente, esta Red se enmarca dentro de la Estrategia Europea 2020, así como de la Convención de Naciones Unidas en favor de las Personas con Discapacidad.

La jornada de presentación también ha contado con la participación de Carla Bonino, coordinadora de la Red RSE+D, quien ha destacado que la misión del proyecto es la integración de la discapacidad en las políticas de responsabilidad tanto de la empresas, como de las administraciones públicas, que deben convertirse en un agente prescriptor.

Según han explicado los impulsores, esta Red se vertebra en tres grupos de trabajo que desarrollan sus actividades en torno a otros tantos ejes. El primero de ellos, liderado por Fundación ONCE y Telefónica, está centrado en la inversión socialmente responsable, el desarrollo de indicadores y las prácticas de elaboración de memorias de sostenibilidad.

El segundo grupo, liderado por L’Oréal se centra en la accesibilidad y en la integración laboral de las personas con discapacidad. Por último, el Ministerio de Trabajo de Italia coordina el tercer grupo que se centra en la promoción de las prácticas de RSE por parte de las administraciones públicas.

Actualmente la Red está también trabajando para la inclusión de la discapacidad en la nueva versión de los indicadores del Global Reporting Initiative (GRI), que se encuentran en proceso de revisión. Su objetivo es que esta materia se encuentre debidamente representada para que sea también tenida en cuenta por parte de la comunidad inversora.

Durante la jornada han participado los distintos líderes de los grupos de trabajo, que han resaltado la labor que están llevando a cabo en cada uno de los mismos, así como las razones por las que han decidido incorporarse a esta iniciativa.

Así, Sofía Fernández de Mesa, directora de Responsabilidad e Innovación Social de Telefónica, ha destacado cómo se integra la discapacidad de forma transversal en la estrategia de su organización. También ha adelantado que en la próxima memoria de responsabilidad social de la compañía se han incluido indicadores específicos desarrollados por la iniciativa.

La presentación de la Red ha contado con la presencia, entre otros, de Alfredo Ferrante, representante del Ministerio de Trabajo y Política Social de Italia; José Luis Martínez Donoso, consejero delegado del Grupo Fundosa y director general de Fundación ONCE; José Luis Barceló, secretario del Foro de Contratación Pública Socialmente Responsable y director de Servicios Jurídicos de Fundación ONCE-Fundosa, y Fernando Riaño, director corporativo de Alianzas, Sinergias y RSC de Fundosa/Ceosa.

Esta nueva red responde a los objetivos de Cooperación Transnacional contenidos en el Eje 4 del Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación 2007-2013, cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

En ella se integran en calidad de socios, junto a Fundación ONCE, el Grupo Internacional L’Oréal, Telefónica y el Ministerio de Trabajo y Política Social de Italia (Ministero del Lavoro e delle Politiche Sociali). Cada uno de estos socios se encarga de desarrollar un determinado eje o línea de trabajo a través de un amplio equipo de colaboradores. De esta manera las entidades se convierten en la cabecera de una ‘red de redes’ cuyo objetivo último es incorporar la dimensión de la discapacidad en las agendas de RSE tanto empresariales como de las administraciones y de las políticas públicas.