El sector “Bio” es imparable

835

La 32ª edición de BioCultura ha venido a demostrar, una vez más, que el sector “bio” es imparable.

Al cerrar las puertas de la feria, más de 70.000 visitantes habrán pasado por el pabellón número 9 de Ifema. El público ha abarrotado los pasillos, ha llenado las salas de actividades y participado gustosamente de una feria en la que el aspecto lúdico se mezcla con el comercial y el reivindicativo. Ángeles Parra, directora de BioCultura, ha comentado que “al sector ecológico ya no hay quien lo pare. No somos ni una moda ni una feria más. Somos la punta del iceberg de una ciudadanía que quiere cambiar totalmente para poder vivir en armonía con la Naturaleza, con uno mismo, con nuestras familias y con la sociedad”.

Aunque la alimentación ecológica es el buque insignia de BioCultura, dentro de la feria cada vez toman más fuerza otros subsectores afines: la cosmética ecológica certificada, la moda orgánica y sostenible, la bioconstrucción… En este aspecto, Parra confiesa: “Cada vez hay más ciudadanos cuya consciencia se está despertando. Se trata de apostar por una democracia real. Por modificar nuestros hábitos de consumo cotidianos para apostar por la regeneración gaiana y no por la destrucción, que es lo que ocurre con la política y la economía petrodependiente. BioCultura es una apuesta sólida y sin fisuras por la economía circular y del bien común”.

BioCultura, como dice Parra, “es el reflejo del sector ecológico, un sector en el que cada vez toman más fuerza el veganismo, los superalimentos, las leches vegetales… El sector agroalimentario convencional toma muchas influencias del sector ecológico. Vienen sus ‘espías’ a la feria a saber cuáles van ser las tendencias del futuro. Pero el problema es que nos copian mal. Porque no nos conocen. Copian la forma, pero no el contenido. Productos como las algas, la quinoa, la stevia… nacieron en el sector ‘bio’ en el mercado español. El mundo convencional ‘importa’ estos alimentos a su idiosincrasia, pero no en ecológico, ni con el respeto nuestro… Ojalá nos copiaran bien y los alimentos ecológicos, ese tesoro, llegaran a todos los hogares”.

Para cerrar, Ángeles Parra advierte que “el sector ecológico va a seguir creciendo. No gracias a  nuestro gobierno, sino a pesar suyo. En otros países, el apoyo al sector orgánico ha sido independiente del partido que estuviera en el poder.  En muchos países vecinos, el apoyo al sector orgánico ha sido una cuestión de estado, y se ha apoyado con eficientes incentivos fiscales y grandes campañas de información. En nuestro país, desgraciadamente, ninguno de los partidos que ha gobernado ha apoyado con fuerza a nuestro sector, porque nuestro país está muy sometido a los grandes lobbies agroalimentarios, biotecnológicos y farmacéuticos. No esperamos nada de Isabel García Tejerina, de nuevo al cargo del Ministerio de Agricultura,  Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. En los años en que se ha ocupado de este ministerio, el apoyo al sector orgánico ha sido nulo”.