15 mil personas abarrotan el Palau Sant Jordi de Barcelona para exigir a los políticos la apertura de fronteras

1303

Bajo el lema “Queremos acoger”, 15 mil personas llenaron la noche del sábado el Palau Sant Jordi de Barcelona en un concierto multitudinario organizado por la campaña “ Casa Nostra Casa Vostra”. El acto, que se convirtió en una emotiva fiesta de bienvenida a los refugiados que ya están en nuestro país, fue una celebración intensa y reivindicativa en la que todos, artistas, presentadores y espectadores, alzaron su voz en un solo grito a favor de los derechos humanos, la apertura de las fronteras, la acogida, la paz y la solidaridad.

Esta velada solidaria y de protesta, que contó con la participación de artistas de la talla de Paco Ibañez, Marina Rosell, Lluis Llach, Manolo García, Macaco y Amaral, entre otros, culminó, en uno de sus momentos más emotivos, con la intervención de Joan Manuel Serrat cantando “Mediterráneo” junto a Manolo García, Ismael Serrano, Pablo Orozco, Santi Balmes, Gossos, La Elèctrica Dharma, Silvia Comes y Pablo López.

Gemma Nierga, Jordi Évole y Carles Prats se encargaron de presentar este acto en el que el aspecto reivindicativo se impuso con fuerza sobre la parte artística, y se escucharon frases en contra de la guerra y a favor de construir escuelas y romper fronteras con imaginación y creatividad.

“No tenéis vergüenza”

Durante el acto los ponentes (periodistas, voluntarios, refugiados y defensores de los derechos humanos) increparon en repetidas ocasiones a la clase política por permitir la situación de los refugiados, el cierre de las fronteras y la muerte, desde el año 2000, de más de 32.000 personas que intentaban cruzar el Mediterráneo. El periodista Jordi Évole se dirigió a la tribuna de autoridades, prácticamente vacía, afirmando: “No tenéis vergüenza”.

Los asistentes firmaron un manifiesto en el que solicitaban, entre otras medidas, la libre circulación de personas tal como queda recogido en el artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y animaban a la ciudadanía a organizarse y hacerse oír para conseguir una concienciación colectiva que favorezca el cambio de actitud de las instituciones en relación con la llamada “crisis migratoria”.

Se afirmó que hay que romper el silencio; es necesario defender la democracia y los derechos humanos en la calle; exigir a los políticos que cumplan sus compromisos… España no ha acogido ni siquiera el diez por ciento de la cuota de refugiados que debía haber recibido… es la barbarie institucionalizada.

Entre gritos de “Queremos acoger”, los asistentes exigieron que las instituciones den una respuesta contundente ante el desplazamiento forzoso de personas más grande tras la Segunda Guerra Mundial. Los ponentes recordaron que hay miles de personas estancadas en los campos de refugiados de Grecia. Son cifras oficiales, pero tras cada una de esas personas hay una vida, una historia.

Las palabras resistencia, acogida, paz y solidaridad resonaron la noche del sábado en el Palau Sant Jordi de Barcelona, en una velada emotiva que subrayó la necesidad de tratar a los refugiados de igual a igual y exigir un compromiso humanitario para que, ante esta emergencia que está avergonzando al planeta, podamos darle una oportunidad a la paz, encontrar soluciones a los conflictos bélicos, abrir las fronteras y acoger a los refugiados.

Al finalizar el acto la campaña Casa Nostra Casa Vostra invitó a toda la ciudadanía a participar en la manifestación que, bajo el lema “Volem Acollir”, se celebrará el día 18 de Febrero a las 16 h. en Barcelona.