Conocidas marcas, como Colhogar y Tempo, detrás de la destrucción del bosque boreal europeo

176
© Greenpeace

El segundo productor de papel higiénico y pañuelos del mundo está talando bosques clave del planeta, dañando irreversiblemente hábitats protegidos y poblaciones indígenas

Essity, segundo productor mundial de papel higiénico y proveedor de conocidas marcas como Tempo, Lotus, Cushell o Colhogar, está destruyendo áreas críticas de los grandes bosques boreales del norte de Europa, fundamentalmente de Suecia, Finlandia y Rusia.

Es una de las conclusiones que se desprenden del informe que ha hecho público Greenpeace Internacional en el que, entre otras cosas, se denuncia la tala de árboles en bosques protegidos, la consiguiente destrucción de hábitats de especies amenazadas y la plantación de una arbórea invasora que está poniendo en peligro los medios de subsistencia de distintas comunidades indígenas.

El Gran Bosque del Norte representa casi un tercio del bosque que queda en el planeta y es un ecosistema crítico para preservar la biodiversidad y para frenar el cambio climático. Sin embargo, ni el 3% del gran bosque boreal está protegido.

Según Miguel Ángel Soto, responsable de bosques en Greenpeace España, “es una locura que estas áreas de gran importancia ambiental estén siendo destruidas para hacer productos efímeros de usar y tirar. Essity es uno de los líderes en la producción de papel higiénico y pañuelos, y no demuestra su liderazgo destruyendo los bosques boreales del mundo. Por eso, Greenpeace reclama a compañías como Essity que progresivamente dejen de trabajar con proveedores involucrados en la destrucción del Gran Bosque Boreal y que aseguren que se respetan los derechos de los Pueblos Indígenas”.

El informe documenta cómo, en Suiza, Essity compra pasta de papel de su antigua empresa hermana SCA, que está talando bosques identificados por las autoridades suecas como de “alto valor para el mantenimiento ecológico y que incluyen hábitats de especies amenazadas. Al mismo tiempo, la plantación de pino foráneo de la especie ‘lodgepole o contorta’ por parte de SCA está amenazando el modo de vida del pueblo Sami, al disminuir el acceso a las áreas de pastoreo natural de sus renos (1).

Por otro lado, en Finlandia, las fábricas que suministran a Essity compran pasta de papel a la empresa estatal Metsähallitus, que está deforestando bosques maduros y destruyendo el hábitat de especies protegidas de la zona. La compañía tiene entre sus planes deforestar otros bosques, incluyendo áreas que se había comprometido a preservar. En marzo de 2017 (2) Greenpeace denunció al proveedor ruso de Essity, Fábrica de Celulosa y Papel de Arkhangelsk (APPM, por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo talar partes del bosque de Dvinsky en Rusia.

Según un estudio de la consultora Kantar Worldpanel, realizado en 12.000 hogares representativos de la población española, en 2015 los españoles gastaron más de 480 millones de euros en papel higiénico.

—————–

1) Entre 1973 y 2014, SCA plantó 300.000 ha de pino lodgepole en sus tierras en el norte de Suecia

2) Informe en inglés de Greenpeace: Eye on the Taiga (2017), page 27: http://www.greenpeace.org/international/Global/international/publications/forests/2017/Eye%20on%20the%20Taiga_Greenpeace_full_report.pdf