La FSDM y el Ayuntamiento de Pozuelo firman un convenio para fomentar la autonomía de personas con discapacidad La Fundación Síndrome de Down de Madrid extiende su red de colaboración a distintos municipios de la Comunidad de Madrid

491

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Paloma Adrados, y la presidenta de la Fundación Síndrome de Down de Madrid, María Barón, han firmado un convenio de colaboración que permite la realización de las distintas actividades que el Aula de Autonomía imparte a alumnos con discapacidad del municipio.


Esta  iniciativa, que se desarrolla en Pozuelo de Alarcón, tiene como objetivo promover la autonomía personal de los alumnos con edades comprendidas entre 14 y 18 años. De esta forma, las personas con discapacidad pueden adquirir habilidades del entorno cotidiano y fomentar sus capacidades sociales.

 

La Alcaldesa ha afirmado que “con esta colaboración queremos apoyar a las personas con discapacidad, fomentando su integración social y sobre todo incidiendo en la mejora de la calidad de vida de estas personas y de sus familias”.


El Aula de Autonomía tiene la misma duración que el curso escolar. Las clases se imparten dos veces por semana, con una duración de hora y media cada día. Además se realizan, de la mano un psicólogo especializado, varios talleres mensuales de habilidades emocionales con los padres y los alumnos, para desarrollar las emociones de los alumnos y su crecimiento personal.


Este proyecto permite que hasta diez alumnos puedan beneficiarse de estas actividades que tienen lugar tanto en el Espacio Para el Ocio Pozuelo como en otros espacios del municipio, todo ello organizado y desarrollado por la Fundación Síndrome de Down de Madrid, con la colaboración del Ayuntamiento de Pozuelo en la cesión de espacio para tal fin.


La Fundación Síndrome de Down de Madrid (FSDM) se creó en 1989 como una entidad sin ánimo de lucro cuya su misión es: promover, desarrollar y potenciar todo tipo de actividades encaminadas a la plena integración familiar, escolar, laboral y social de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual con el fin de mejorar la calidad de vida de este colectivo y sus familias.