La Sala de Situaciones

732

La Sala de Situaciones, situada en el ala oeste de la Casa Blanca de Washington D.C. y equipada con comunicaciones de tecnología puntera, es el centro neurálgico en materia de inteligencia y seguridad. Creada durante la presidencia de John F. Kennedy en los años 60, la Sala ofrece a los responsables de adoptar decisiones un lugar centralizado donde gestionar las situaciones de crisis cuando es preciso tomar medidas con celeridad.

Los asociados mundiales que luchan contra la tuberculosis instauraron en 2013 un foro semanal, que recibió el nombre de Sala de Situaciones de la Tuberculosis. En él, los asociados se reúnen para lidiar con cuestiones relacionadas con programas de lucha contra la tuberculosis financiados por el Fondo Mundial en todo el mundo.

En una reciente tarde de viernes, los asociados se reunieron en las oficinas de la OMS de Ginebra con una preocupación acuciante. Recientemente se había llevado a cabo en Ghana una encuesta sobre la prevalencia de la tuberculosis, la primera que se realizaba en ese país desde 1957. Los resultados mostraban un pronóstico nada bueno. “La prevalencia de la tuberculosis en Ghana es tres veces mayor de lo que se pensaba”, dijo Thomas Hatem, gerente de portafolio sénior del Fondo Mundial para Ghana. Para responder a la tuberculosis, el país necesita un financiamiento mucho mayor del que hay disponible.

Lucica Ditiu, Directora Ejecutiva de la Alianza Alto a la Tuberculosis, se reunió con los asociados y les formuló diversas preguntas. Señaló la necesidad de acordar intervenciones urgentes y específicas. “Cuando te enfrentas a una situación dramática, necesitas medidas drásticas”, dijo.

En paralelo a la evolución de la Sala de Situaciones de la Tuberculosis, también se ha desarrollado su inclinación a adoptar programas más proactivos y menos reactivos, dijo Malgosia Grzemska, Coordinadora del Apoyo Técnico del Programa Mundial para la Tuberculosis de la OMS. “Somos diferentes asociados, y esta es una excelente plataforma para reunir en torno a una mesa a diferentes actores para descubrir en qué modo pueden proporcionar a los países la mejor asistencia técnica para lograr una gran repercusión”, declaró la Dra. Grzemska.

Aquel viernes en concreto, los asociados también abordaron la cuestión de las encuestas sobre prevalencia de la tuberculosis a escala mundial, repasaron los resultados de las encuestas finalizadas, las últimas informaciones sobre las encuestas en curso y también se debatieron maneras de comprometer a aquellos países que estaban quedando rezagados. “Las encuestas”, reiteró la Dra. Ditiu, “son una herramienta imprescindible para invertir eficazmente en la lucha contra la tuberculosis”.

La Dra. Ditiu afirma que la Sala de Situaciones de la Tuberculosis debería proseguir sus actividades con un enfoque y rumbo nuevos. Para ello, es necesario que los asociados se comprometan, se impliquen y se responsabilicen de las cuestiones pertinentes. La alianza, que incluye la OMS, USAID, la Alianza Alto a la Tuberculosis, la Fundación para la Tuberculosis KNCV y el Fondo Mundial, ofrece orientación técnica a países en relación con la aplicación de fondos y la ejecución de programas capaces de lograr repercusión.

“Nos reunimos, escuchamos lo que piensa cada uno y recopilamos información vital sobre cómo realizar inversiones eficientes y sostenibles que puedan tener una mayor repercusión en la tuberculosis”, dijo Eliud Wandwalo, Coordinador Principal de Enfermedades para la tuberculosis en el Fondo Mundial. “La Sala de Situaciones nos brinda un espacio ideal para el diálogo constructivo”.