Progreso en Naciones Unidas hacia un nuevo marco de desarrollo Post 2015

645


Madrid, 22 julio 2014. Los participantes en el Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas han presentado un documento final con  acuerdos significativos, incluyendo la inclusión de  los nuevos objetivos de Cambio climático e igualdad, según comunica hoy la ONGD española InspirAction.


El maratón de negociaciones de 28 horas llevado a cabo por el Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones ha dado lugar a un documento que constituye una buena base para próximas negociaciones intergubernamentales en torno a los objetivos de desarrollo post-2015. Sin embargo, aún queda mucho que mejorar: las negociaciones  encontraron algunas oposiciones de último minuto, especialmente en las propuestas esbozadas sobre Cambio climático, que se centraban en dos importantes objetivos: eliminar los subsidios a los combustibles fósiles y aumentar significativamente el uso de energías renovables. Estos dos puntos quedaron muy diluidos en el documento final presentado por el Grupo de Trabajo abierto (OWG por sus siglas en inglés).

A pesar de los numerosos reclamos de la sociedad civil y del apoyo de los principales economistas, el informe tampoco incluye un objetivo para reducir la desigualdad económica.

“Lo que es vital ahora es que los Gobiernos trabajen de manera ambiciosa a partir de este  documento consensuado por el Open Working Group”, declaró Isabel Ortigosa, responsable de Incidencia Política de InspirAction “Es alentador que el texto incluya nuevos objetivos y metas sobre graves problemas que han sido ignorados por los Objetivos de Desarrollo del Milenio, como el Cambio climático, la desigualdad, la política fiscal y o la reducción de riesgos ante desastres. La propuesta de crear un objetivo independiente y reforzado sobre igualdad de género son también bienvenidas”, indican desde la ONGD

“Pero todavía queda mucho trabajo por hacer si queremos asegurarnos de que nos estamos haciendo “más de lo mismo”. Tenemos el deber de garantizar el mejor resultado posible en 2015 para las personas y para el planeta”.

“La cuestión de ‘quién paga’ el desarrollo sostenible está también todavía bajo debate, y aunque valoramos positivamente que el documento haya reflejado la necesidad de combatir los flujos financieros ilícitos , esperamos que en las futuras conversaciones sobre estos objetivos o sobre Financiación para el Desarrollo se dé mucha más importancia a la justicia fiscal”.