Cerrar la brecha que afecta a los niños

656

En la última década se ha registrado un enorme avance en la ampliación del acceso al tratamiento antirretroviral (ARV) para adultos, pero los esfuerzos por cubrir a niños y adolescentes que viven con el VIH no han progresado a la misma velocidad. En el mundo hay más de 3 millones de niños que viven con el VIH, el 90% de ellos en el África subsahariana. Solo una cuarta parte de los niños afectados por el virus tiene acceso al tratamiento antirretroviral y en algunos países la cobertura para los niños es la mitad de la que reciben los adultos. Las pruebas muestran que sin ese tratamiento el 50% de los niños que viven con el VIH puede morir antes de cumplir los dos años y el 80% antes de los cinco años.

Martin Auton, quien dirige el suministro de productos de VIH en el Fondo Mundial, manifestó que el mercado de ARV pediátricos ha sido tradicionalmente un mercado pequeño y fragmentado. Los desafíos específicos que implica la producción de ARV para niños, incluido el hecho de que la demanda por país a menudo es inferior a la producción en serie, y la disponibilidad de más combinaciones de medicamentos para niños, han sido obstáculos de larga data.

Muchos asociados están de acuerdo en que esta deficiencia es inaceptable. Trabajando de forma conjunta, gobiernos nacionales, donantes externos, organismos internacionales, fabricantes de productos sin fines de lucro y el sector privado están llevando a cabo acciones e iniciativas de alto nivel con el fin de acelerar el acceso de los niños al tratamiento del VIH. A fines de 2014, el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del SIDA (PEPFAR) anunció la puesta en marcha de la Iniciativa Acelerar el Tratamiento del VIH/Sida para los Niños con el propósito de duplicar el número de niños que recibe tratamiento antirretroviral en el África subsahariana.

El Fondo Mundial, uno los mayores financiadores de ARV pediátricos en el mundo junto con el PEPFAR, está aprovechando este impulso. El pasado diciembre, El Fondo Mundial presidió un Grupo de Trabajo para la Adquisición de ARV Pediátricos a fin de definir las prioridades según un enfoque coordinado sobre la adquisición de estos productos con el objetivo de asegurar el mercado de ARV pediátricos. El grupo de trabajo reunió a asociados y partes interesadas, incluidos el Fondo de Farmacia y Agencia de Abastecimiento de Etiopía, la Agencia de Suministros Médicos de Kenia, la Organización de Estados del Caribe Oriental, la Asociación para la Gestión de la Cadena de Suministros, la Iniciativa Clinton de Acceso a la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, Sistemas de Gestión de la Cadena de Suministros, el PEPFAR, el UNICEF y el UNITAID. El grupo está intensificando sus esfuerzos para mejorar el suministro y promover el uso de las mejores formulaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros asociados convocaron actos coordinados para hacer aportaciones a las futuras directrices de la OMS relacionadas con regímenes y formatos de dosis de ARV para niños. Las deliberaciones incluyeron asimismo la alineación con la Iniciativa Tratamiento del VIH Pediátrico (PHTI)  financiado por el UNITAID con el fin  de elaborar nuevas combinaciones de productos que actualmente no existen. Auton añadió que las iniciativas mundiales puestas en práctica por numerosos asociados y destinadas a la elaboración de medicamentos eficaces y de fácil ingestión y a conseguir que sean ampliamente disponibles están cerrando esta brecha. “Acabar con el sida pediátrico exige una responsabilidad compartida”.