Indígenas recientemente contactados en Brasil sufren graves problemas de salud

754

Una mujer indígena de la tribu más amenazada de la Tierra lucha por su vida tras haber sido contactada en el nordeste de la Amazonia brasileña.

Jakarewyj, de la tribu awá, ha contraído gripe y padece graves problemas respiratorios después de que su grupo fuera “rodeado por madereros” y estableciera contacto a finales de diciembre de 2014. Desde entonces, su salud se ha deteriorado rápidamente y ahora se encuentra muy débil y gravemente enferma.

Según otros awás sedentarizados de la comunidad donde vive Jakarewyj y también Amakaria, la lideresa del grupo, el marido de la primera y otros familiares murieron previamente en la selva contagiados de gripe.

“Estaban rodeados por madereros. Escuchamos muchos ruidos provenientes de motosierras cercanas y de tractores abriendo caminos para transportar la madera, y había muchos árboles marcados para ser talados”, dijo un awá sedentarizado a la organización brasileña CIMI.

Desde que el Proyecto Gran Carajás, financiado por la UE y el Banco Mundial, se puso en marcha en la década de los 80, la selva de los awás ha experimentado la afluencia masiva de madereros, ganaderos y colonos.

Después de dos años de campaña de Survival International, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas y tribales, las autoridades brasileñas expulsaron a los invasores ilegales de uno de los territorios awás en enero de 2014. Según informaciones difundidas por los medios de comunicación, 173 aserraderos fueron cerrados recientemente cerca de un área awá.