Pro Derechos Humanos Andalucía ha presentado un estudio donde analiza los protocolos de asistencia de las personas sin hogar en las Urgencias de los hospitales de Andalucía

502

Andalucía, 17 de abril de 2015

 Este informe surge a raíz del caso Piotr Piscozub, donde la APDHA ejerce la acusación popular

APDHA vuelve a denunciar ante el Defensor del Pueblo la situación de las personas sin hogar en las Urgencias andaluzas

Maeztu ha aceptado las propuestas de la APDHA y se compromete a darle continuidad

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha presentado esta mañana al Defensor del Pueblo Andaluz el Estudio ¿Qué pasa en las Urgencias con las Personas sin Hogar?, donde se hace una análisis de los protocolos de asistencia social en el marco de las Urgencias de los centros hospitalarios andaluces.

 El Defensor del Pueblo ha agradecido este análisis de la APDHA destacando que ha estado muy atenta a este fenómeno para que no vuelva a repetirse esta situación. Además se ha comprometido a evaluar el cumplimiento de las de las propuestas que se han presentado hoy.

Con este informe la APDHA quiere poner en conocimiento de la sociedad la realidad de esta problemática que afecta a una parte de la sociedad invisible para las administraciones: las personas sin hogar. Además del análisis de los protocolos existentes y las insuficientes e ineficaces  modificaciones realizadas a raíz de la muerte del joven Piotr Piskosub, Pro Derechos Humanos Andalucía lanza una serie de propuestas concretas para intentar resolver el problemas y acabar con las vulneraciones de Derechos Humanos que suceden día tras día en nuestras urgencias andaluzas.

Entre las propuestas que lanza la Asociación están: la implantación de una Unidad de Trabajo Social operativa las 24 horas en las Urgencias; la creación de una espacio habilitado para la recuperación de las personas en riesgo social; una red coordinada de albergues; que los protocolos de atención a las Personas Sin Hogar en Urgencias se centren fundamentalmente en la asistencia sanitaria y no en la derivación a recursos sociales externos que por otra parte son muy precarios e inexistentes para PSH enfermas ; y por último la formación de los profesionales sanitarios para la detección de casos de riesgo o excusión social.

Este trabajo viene a raíz del fallecimiento el pasado 2 de octubre de 2013 del joven de 23 años Piotr Piskozub en el Centro de Acogida Municipal de Sevilla, menos de 14 horas después de ser atendido en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Virgen del Rocío. Independientemente de las responsabilidades penales que se pudieran derivar por la asistencia médica a este caso concreto,  por nuestro trabajo de contacto directo con Personas Sin Hogar y profesionales que trabajan en su atención, tenemos el convencimiento de que casos como éste, aunque sin consecuencias tan trágicas, no han sido una excepción en la asistencia hacia este colectivo.

De hecho, la propia Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales anunció en prensa por dos ocasiones que modificaría los protocolos de atención a personas sin hogar en las urgencias de todos los hospitales de Andalucía con objeto de paliar esta situación. Por ello, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) decidió personarse como acusación popular en dicho procedimiento penal e interponer una queja al Defensor del Pueblo Andaluz (en adelante DPA) el pasado 29 de agosto de 2014 que a su vez tramitó una queja de oficio (Q14/4161).La respuesta del Defensor del Pueblo Andaluz a nuestra queja fue tajante: “dicho expediente de queja nos permitió constatar la existencia de importantes deficiencias en la atención por parte de los servicios de urgencias hospitalaria a los colectivos de personas vulnerables, en particular a las personas sin hogar”. ”En este sentido pudimos comprobar la ineficacia y deficiente aplicación del protocolo para la atención en urgencias de personas con problemática social que se ha venido utilizando en el hospital Virgen del Rocío.”

Ante la implantación del nuevo protocolo la APDHA considera que: Las propuestas realizadas en el Marco genérico por la Consejería denotan un avance en cuanto a la detección, asistencia y valoración de los casos de riesgo social y su especial atención a la derivación a un recurso externo que pueda ser adecuado, cuando la realidad es que la falta de recursos para las PSH en Andalucía es bastante amplia. Aun así, nos preocupa que tales innovaciones estén condicionadas en su mayor parte por la voluntariedad de cada centro hospitalario y su predisposición a paliar esta cuestión. Igualmente nos parece preocupante que tales requisitos no estén acompañados de una partida presupuestaria para poder llevar a cabo las mejoras dictaminadas, por lo que se hace inviable que este Marco pueda implementarse con la misma garantía de derechos a los pacientes en toda la red de hospitales del Sistema Andaluz de Salud.

La alternativa que ofrece la administración sigue siendo la misma: dictar buenas prácticas y hacer responsable de su implementación a los profesionales, los cuales deben de soportar un incremento en sus labores sin que aumenten los medios técnicos y administrativos, sobrecargando en consecuencia los espacios dedicados a los pacientes que requieren atención médica, por tanto, este nuevo protocolo sigue siendo, en esencia un procedimiento dirigido especialmente a salvaguardar la situación de los afectados tras el alta y no busca realizar una actuación integral antes de la salida del recinto hospitalario.

 Por otra parte estas pretendidas nuevas directrices carecen de concreción alguna, sin especificar de manera práctica ninguna propuesta. No se pueden ofrecer propuestas abstractas para diferentes hospitales y centros de salud con realidades muy diferentes tanto de la población que atienden como de las problemáticas e incidencias que de ellas se derivan. Sería imprescindible un análisis del sistema y hacerlo por zonas para que unas directrices fueran algo más que un lavado de cara ante lo que se evidencia como  una gran laguna de organización de las urgencias. 

 

El informe puede descargarse en:

http://www.apdha.org/media/Informe-PSH-Urgencias-2015.pdf