Greenpeace subraya que la Justicia ya ratificó el pacifismo de los 17 de Cofrentes y pide a Iberdrola invertir sus esfuerzos en dejar las energías sucias y peligrosas

443

• La Audiencia Provincial ha dejado vista para sentencia la estimación de los recursos de apelación e impugnación de las partes

• La organización ecologista reitera que seguirá defendiendo el medio ambiente desde el activismo pacífico que la caracteriza

• Greenpeace agradece el apoyo de toda la ciudadanía, que ha vuelto a convertir en “trending topic” a los #Cofrentes17

Ha quedado vista para sentencia la vista oral celebrada esta mañana en la Audiencia Provincial de Valencia por los recursos interpuestos por Iberdrola, como propietaria de la central nuclear de Cofrentes, el Ministerio Fiscal y los guardias de seguridad de la planta valenciana en el caso de los 17 de Cofrentes (1).

 

«Iberdrola pidió en el juicio celebrado en diciembre que esta protesta contra la peligrosa energía nuclear no saliera “gratis”. Pretende criminalizar el activismo pacífico y el derecho de información, cuando los 17 ya han sido juzgados y absueltos de delitos de lesiones y desórdenes públicos», ha declarado José Manuel Marraco, abogado de Greenpeace.

 

Greenpeace recuerda que la sentencia del Juzgado de lo Penal número 11 de Valencia el pasado mes de diciembre recogió un único delito para los 16 activistas, el de daños a la central por la rotura de la valla y otros daños menores. Por lo tanto, la petición de dos años y ocho meses de cárcel y los cerca de 360.000 euros en multas e indemnizaciones se rebajaron a un pago de 19.512 euros. El fotoperiodista independiente, Pedro Armestre, quedó absuelto de todos los cargos.

 

«No nos callarán, aunque insistan en pedir años de cárcel o altísimas multas. Greenpeace siempre seguirá defendiendo el medio ambiente de forma pacífica, como ha hecho durante más de 30 años de historia en España», ha recordado Mario Rodríguez, director de Greenpeace. Iberdrola es un gigante promotor de las energías sucias y peligrosas, como la nuclear, que debería dedicar sus esfuerzos a luchar contra el cambio climático con energías renovables en lugar de insistir en criminalizar la protesta pacífica. Eso sí que beneficiaría a todos los ciudadanos y ciudadanas”.

 

Greenpeace desea agradecer públicamente todo el apoyo mostrado por la ciudadanía, que hoy ha vuelto a convertir en “trending topic”, en tan solo dos horas, a los #Cofrentes17 en la red social Twitter. La organización recuerda que su protesta pacífica contra la energía nuclear está refrendada también por el apoyo público de cerca de 200 organizaciones y personalidades.

 

La organización ecologista ha solicitado al tribunal de la Audiencia Provincial la ratificación de la sentencia del Juzgado de lo Penal nº 11 de Valencia y la desestimación de los recursos de apelación de las partes acusatorias.

Notas al pie:

El 15 de febrero de 2011, los 16 activistas realizaron una acción de protesta pacífica en la central nuclear de Cofrentes. Pintaron “PELIGRO NUCLEAR” sobre una de las torres de refrigeración, y por ello Iberdrola y las demás partes de la acusación reiteran en sus recursos su petición de penas de dos años y ocho meses de cárcel, así como a una multa e indemnizaciones de casi 360.000 euros para Greenpeace como presunto responsable civil subsidiario. El fotoperiodista independiente, Pedro Armestre, se expone de nuevo a las mismas penas que los activistas.

Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan al planeta. Solo el apoyo desinteresado de nuestros socios y socias hace posible nuestro trabajo.

 

© 2015 Greenpeace España