‘Historias para contar’ rompe el silencio y denuncia la violencia de género en Nicaragua

777

El Colectivo de Mujeres de Matagalpa y Farmamundi presentan este documental donde a través del teatro y testimonios se aborda el problema de los abusos sexuales


Valencia/Barcelona, 5 de noviembre de 2015.- El Colectivo de Mujeres de Matagalpa y Farmamundi presentan ‘Historias para contar’ un documental en el que sus protagonistas denuncian en primera persona, a través del teatro, la violencia de género sufrida en Nicaragua. El audiovisual, realizado por el grupo ‘Mirada Feminista’, forma parte del proyecto de Farmamundi sobre Género y Salud financiado por el Ajuntament de Barcelona, que es una magnífica herramienta para sensibilizar y sumar voces que ayuden a romper el silencio asociado al abuso sexual e incidir en la formación de profesionales de este ámbito.

En 23 minutos, ‘Historias para contar’, aborda el tema del abuso sexual y las consecuencias que tiene en la salud de las sobrevivientes. “El hilo conductor es la obra de teatro ‘La historia del silencio’ que teje una red de testimonios, debates del público y entrevistas con expertas que ofrece una completa visión del problema” explica la coordinadora del proyecto del Colectivo de Mujeres de Matagalpa (CMM), Ana Ara, que durante los casi 30 años de trabajo del Colectivo en pro de los derechos, han detectado la importancia y necesidad urgente de incorporar en los modelos de atención los aspectos relacionados con la violencia y el abuso sexual.

El abuso sexual es un problema mundial. Los estudios reflejan que aproximadamente un 20% de las mujeres, y de entre un 5 a un 10% de los hombres manifiestan haber sufrido abusos sexuales en la infancia (en España el 23% de las mujeres y el 15% de los hombres). Algunas de estas manifestaciones son «tratadas» según la sintomatología, medicalizando muchas veces durante años a las sobrevivientes, hasta que encuentran un espacio donde poder empezar a hablar de lo que les ocurrió, rompiendo el silencio e iniciando la recuperación.

Aunque no siempre hay secuelas, un porcentaje elevado de víctimas presenta dificultades que afectan al conjunto de la persona en diversas áreas: psicológica, sexual, psicosomática o social. Por su parte, las consecuencias dependen, entre otros factores, de la intensidad, duración, edad de la víctima, vínculo con el agresor, o de otros sucesos importantes que le hayan podido fortalecerles o debilitarla posteriormente.

Desde el Colectivo de Mujeres aseguran que el camino es lento, porque trabajar sobre los derechos de las mujeres y sobre los derechos sexuales y reproductivos hace que tengamos que superar muchas barreras ideológicas, políticas, culturales, religiosas, puesto que todavía falta social, judicial y políticamente considerar a las mujeres como ciudadanas de derechos. “Aún en los países que se consideran “modernos” y “democráticos”, los sectores más reaccionarios y tradicionales reprimen e intentan bloquear los avances en relación a los derechos de las mujeres, el derecho a vivir libres de violencia y no ser consideradas objeto de consumo” concluye Ara.

El audiovisual ya se ha presentado en los PIADS (Punts d’Informació i Atenció a les Dones), en Terrassa coincidiendo con actividades relacionadas con el Día Internacional de la Mujer y en Ca la Dona.

HISTORIAS PARA CONTAR

Producción: Colectivo de Mujeres de Matagalpa, Nicaragua, 2015

Grupo de video:»Mirada Feminista»

Cámara y guión técnico: Isabel Medel

Edición y sonido: Rosaura Ramos

Obra de teatro: “Nuestra cara”

Actrices y creadoras: Ana Ara, Fanny Vado, Leonila Argüello, Bea Huber

Financiación: Ajuntament de Barcelona