Nuestro planeta no está únicamente amenazado por el CO2

444

PROTEGERLOS ES PROTEGER EL PLANETA

Los jefes de Estado, reunidos en París, tienen el futuro de nuestro planeta en sus manos. Tienen el deber de encontrar un acuerdo vinculante capaz de limitar el cambio climático y su impacto dramático en los derechos humanos. La FIDH desea recordar aquí con firmeza: si el problema es ambiental, es ante todo humano.

En este contexto, es preocupante la suerte que corren miles de defensores de los derechos humanos en la tierra, en todos los continentes, que luchan contra la devastación de sus tierras contra expropiaciones forzosas, contra la contaminación del suelo y el agua. Esta lucha, se da a menudo frente a las empresas dispuestas a salirse de la ley, y frente a los Estados corruptos. Los riesgos que enfrentan son muy altos: amenazas, detenciones, acoso judicial, asalto, asesinato. Y el 95% de las violaciones cometidas contra ellos quedan impunes. Una cifra muy preocupante!

La COP21 debe ser también una oportunidad para reconocer el trabajo de estas mujeres y hombres y considerar la mejor manera de garantizar su seguridad. Protegerlos, es proteger el planeta.

Lee nuestro informe dedicado a la COP21 y a los Derechos Humanos

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES

FACEBOOK                   TWITTER

SU APOYO ES ESENCIAL