El 63% de los consumidores penaliza a las marcas que no considera responsables

591

Por sexto año consecutivo, la Fundación Adecco presenta el informe “El ciudadano y la RSE”, un análisis que ha dado voz a 600 ciudadanos mayores de edad residentes en nuestro país. Nuevamente, este trabajo ha profundizado en el grado de conocimiento y penetración del concepto de RSE entre la ciudadanía y, más concretamente, entre los consumidores.

Tras 6 ediciones realizando este trabajo, asistimos a una nueva generación de consumidores críticos que valoran cada vez más el comportamiento ético de las marcas. Ya no se conforman con que sean asequibles o satisfagan sus necesidades inmediatas, sino que les exigen una conducta responsable con el entorno en el que operan: medioambiente, trato a los trabajadores, relación con la ciudadanía, etc.

Estas son las principales conclusiones:

  • Un 50% deja de adquirir el producto o servicio en cuestión, mientras que un 13% va más allá y emite opiniones negativas en foros y redes sociales, llegando incluso a recoger firmas en contra de la marca, si cree que vulnera derechos fundamentales.
  • El consumo responsable se ha incrementado 1 punto porcentual con respecto al año pasado y es mayor entre los encuestados menores de 40 años, descendiendo a partir de esta edad.
  • El 60% de los encuestados afirma desconocer el significado de las siglas “RSE”; sin embargo, los resultados arrojan que sí comprenden el concepto, sin ser conscientes de ello.
  • Así, un 96% de los encuestados considera que las empresas tienen la misma responsabilidad que el Gobierno a la hora de dar respuesta a los retos del entorno: desempleo, desigualdad social, sostenibilidad medioambiental, corrupción…
  • Además, llama la atención el activo papel que los ciudadanos se otorgan a sí mismos como agentes responsables: creen que, tras Gobierno y empresas, son el tercer actor social que debe asumir una mayor responsabilidad.
  • El 56% de los encuestados con empleo opina que trabaja en una empresa socialmente responsable. Sin embargo, un 60% considera que las compañías nacionales están por debajo de las europeas en la escala de responsabilidad.

PUEDES DESCARGAR EL INFORME CLICANDO AQUI