Más de 15.000 niñas, niños y mujeres siguen expuestos a caer en la trata en Nepal, un año después del terremoto

768

1º ANIVERSARIO DEL TERREMOTO DE NEPAL

Sácalos del mercado

  • El próximo lunes se cumple el primer aniversario de la tragedia; la pérdida de medios de vida o de hogares, la viudedad o la orfandad provocada por el seísmo ha aumentado los casos de trata.
  • La trata es un problema global que afecta a 7 millones de menores. En Nepal, país de origen de trata, entre 12.000 y 15.000 niñas y mujeres caen en las redes de la trata cada año. Dos millones de niños y niñas sufren las consecuencias del terremoto y 320.000 han quedado huérfanos.
  • En el marco de la campaña Sácalos del mercado, el vídeo documental “Vendidas por el terremoto” analiza el problema en terreno a través de la historia de Kanchi, víctima de trata tras perder a su madre y su hogar en el desastre.

21 de abril de 2016. La falta de oportunidades y los contextos de pobreza y exclusión son el caldo de cultivo perfecto para los traficantes, que se aprovechan de la vulnerabilidad de las personas, especialmente de mujeres e infancia. Esta vulnerabilidad aumenta además en situaciones de conflicto y de emergencia. Un año después del terremoto de Nepal, país donde entre 12.000 y 15.000 niñas y mujeres caen en las redes de la trata cada año, niñas, niños y mujeres siguen expuestos a caer en las redes de las mafias. La falta de recursos de este país, donde un 25% de la población vive bajo el umbral de la pobreza y más del 80% de la población procede de zonas rurales, imposibilita la correcta respuesta de su gobierno, que aún no ha dado una solución a miles de familias, mujeres y niños que han perdido sus hogares y que siguen viviendo en refugios temporales. “Los efectos de un terremoto de esta magnitud suponen un retroceso de 5 o 6 años en el avance del desarrollo, máxime en un país como Nepal que ya tenía escasos recursos y un tejido económico débil con mucha dependencia de India y China. En el contexto actual de post-terremoto, las familias tienen muchas dificultades para encontrar oportunidades económicas y son más proclives a caer en la trata bajo falsas promesas de trabajo fuera del país”, recuerda Alberto Casado, coordinador de campañas de Ayuda en Acción.  

La pérdida de medios de vida o de hogares, la viudedad o la orfandad provocada por los terremotos de 2015 –que cumplen su primer aniversario el próximo lunes 25 de abril–, ha aumentado la vulnerabilidad de las posibles víctimas, según asegura Bishwo Khadka, director de Maiti Nepal, organización socia de Ayuda en Acción en la lucha contra la trata en este país: “No hay cifras oficiales sobre el aumento de la trata después del terremoto; pero a través de nuestro trabajo diario en los 10 puntos de vigilancia que tenemos en la frontera abierta con India, nos dimos cuenta de que los intentos de traficar a niñas y mujeres se habían duplicado, por lo que también duplicamos nuestros esfuerzos no sólo en la frontera con India, sino en nuestras labores de rescate de víctimas y nuestro trabajo de prevención en las aldeas”.

Ayuda en Acción lleva trabajando en Nepal desde 1984, donde combate el tráfico de mujeres, niñas y niños junto a la organización Maiti Nepal a través. La respuesta de la organización ante los terremotos que asolaron el país en 2015 incluye el reparto de alimentos a 92.000 personas,  dotar de viviendas seguras a 5.000 familias y asegurar la recuperación de medios de vida de otras 8.750 y la creación de 26 espacios seguros para mujeres y niños y de 50 centros temporales de enseñanza.

La campaña #sácalosdelmercado busca apoyos para evitar que miles de menores caigan en la redes de la trata o para rescatar y dar una oportunidad a los que ya han sido víctimas. Sácalos del mercado busca devolver la infancia a niños y niñas cuyos derechos son violados. La trata de personas es un problema global que afecta a 21 millones de personas con diferentes fines: principalmente la explotación sexual, pero también el trabajo forzoso y la explotación laboral o el tráfico de órganos. Un tercio de sus víctimas son menores, lo que supone que 7 millones de niños y niñas se enfrentan actualmente a la trata en el mundo. 2 de cada 3 son niñas.