2 de octubre. Día Internacional de la No Violencia

1595
Día Internacional de la No Violencia

Cada 2 de octubre se celebra el Día Internacional de la No Violencia. Instaurado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2007, esta fecha conmemora el nacimiento del máximo representante de esta filosofía: Mahatma Gandhi.

Tal día como hoy, en 1869, nacía Gandhi en Porbandar, en la entonces India británica. Fuertemente vinculado al movimiento nacionalista indio e impulsor del movimiento áhimsa –no violencia– fue también político, pensador, abogado y pacifista. Pero sobre todo, Gandhi ofreció un legado a nuestra sociedad a través de una influencia moral sintetizada en: “La humanidad no puede librarse de la violencia más que con la no violencia”.

Ese fue el objetivo de Gandhi, el de conseguir un mundo justo y tolerante en el que ofrecer una vía pacífica a los conflictos. Fue la inspiración de la resistencia no violenta en pro de los derechos civiles. Y estableció esta, como la única vía para alcanzar los verdaderos cambios sociales. Ya que, según apuntaba, resulta una verdadera incoherencia usar la violencia para establecer una sociedad pacífica. «Hay que perseguir medios justos para alcanzar fines justos”.

Esta breve síntesis sobre el legado de Gandhi es la base del Día Internacional de la No Violencia. Es una fecha que consagra el fortalecimiento de los ideales de paz entre la sociedad. Insta a la comprensión y a la reflexión sobre este concepto como verdadera herramienta para solucionar un conflicto. Y todo ello se intenta fomentar desde la educación; instruyendo en el respeto por la diversidad cultural y social.

La estrategia de Gandhi requiere una verdadera transformación individual y grupal. Responder a la violencia con actos pacíficos es una filosofía difícil de aplicar, al menos de manera empírica. Para lograrlo, primero debe potenciarse desde las pequeñas acciones personales. Proponerse de manera individual cambios enfocados al desarrollo interno y a favor del rechazo a la discriminación y a la violencia. Y no solo evitar los conflictos, sino actuar como mediador en ellos y denunciarlos, para contribuir así a la movilización social, voluntaria y solidaria.

Proponer pequeños cambios internos para contribuir a grandes transformaciones sociales. Humania difunde el mensaje de la no violencia y promueve su inclusión en nuestro día a día, con el fin de continuar con el mensaje de Mahatma Gandhi.