Acción Contra el Hambre ayudará a 11.000 damnificados en Cagayán de Oro

590

Se necesita urgentemente agua segura, mantas, mosquiteras, lonas impermeables y sacos de dormir,  en los centros de evacuación donde se concentran las víctimas del tifón Washi. Es vital contar, además, cuanto antes con mejores condiciones de saneamiento en estos centros y saber qué hacer con los residuos sólidos.

Acción contra el Hambre movilizó el lunes su equipo de emergencias y va a intervenir en la provincia de Cagayán de Oro para aliviar las necesidades básicas de 11.000 de los 125.000 damnificados. “En un primer momento hemos priorizado, además del agua, la higiene en los centros de evacuación, donde se están concentrado miles de personas”, explica Marta Val, responsable de agua y saneamiento del Equipo de Emergencias de Acción contra el Hambre, que se desplazará el domingo a la zona de la emergencia. “Si en condiciones normales la higiene es ya importante, en situaciones como esta, donde hay hacinamientos de personas, es crucial, por lo que hay que redoblar todas las medidas de prevención para evitar epidemias”, explica.

“No podemos descartar tampoco una intervención alimentaria si todo lo que está pasando llegase a amenazar el estado nutricional de la población, especialmente los niños y mujeres embarazadas”, explica la Jefa del Equipo de Emergencias de Acción contra el Hambre, Helena Valencia.

La mayor parte de hogares e infraestructuras en la ribera del río Cagoyan han quedado completamente anegados y el suministro de medicinas de los centros de salud que no han quedado inundados será suficiente solo para unos días, por lo que es vital controlar la posible aparición de enfermedades.

“Hoy más que nunca tenemos que insistir en la necesidad de invertir en preparación ante desastres: este tifón, sin ir más lejos, ha golpeado con la misma intensidad en Manila y aquí, gracias a un potente sistema de comunicación alertando y a tener a la población preparada, los daños han sido mucho menores”, explica Eric Fort, Jefe de Misión de Acción contra el Hambre en Filipinas.  

Acción contra el Hambre trabaja desde hace diez años en Mindanao con proyectos de agua, prevención de desastres y seguridad alimentaria.

Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional e independiente que combate la desnutrición infantil a la vez que garantiza agua y medios de vida seguros a las poblaciones más vulnerables. Intervenimos en más de 40 países apoyando a cinco millones de personas. Nuestra visión es un mundo sin desnutrición; nuestro primer objetivo, devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre.