Ciclo de Coloquios “40 años de promoción de la Infancia en Navarra”

693

“Los educadores hemos ido construyendo la profesión, la intervención socioeducativa, a base del sistema ensayo-error” 

Es una de las conclusiones del coloquio que sobre la evolución en el oficio del educador celebró la Asociación Navarra Nuevo Futuro en la UNED de Pamplona.  

La UNED de Pamplona acogió el jueves 8 de marzo el IV coloquio del ciclo que sobre la promoción de los derechos de la Infancia ha organizado la Asociación Navarra Nuevo Futuro con motivo de su 40 aniversario. En esta ocasión el oficio del Educador Social y sus retos presentes y futuros fue el tema colocado encima de la mesa para su debate desde las diferentes ópticas de la profesión.  

Mikel Arrikaberri, del Servicio de Atención Primaria e Inclusión Social de Gobierno de Navarra; Mª Teresa Alonso, profesora de Educación Social de UNED Pamplona; Ritxar Sánchez, miembro de H.Z. Consulting, educador y terapeuta; y Yolanda Marcos, Presidenta del Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de Navarra fueron los ponentes que desgranaron, desde su punto de vista, la evolución de la figura, formación y movimiento asociativo del Educador Social. 

Tras desgranar cómo surgió la figura del educador social tras la II Guerra Mundial, cómo surgió y ha evolucionado en España, Yolanda Marcos, Presidenta del Colegio Oficial de Educadores de Navarra realizó un recorrido por el movimiento  profesional en nuestra Comunidad. “Navarra tuvo mucha fuerza en el desarrollo de la profesión entre los años ´60 y ´80. De hecho, junto con Cataluña, fue la primera comunidad en las que surge la figura del educador. Sin embargo el que la diplomatura se comenzara a impartir 9 años después que en el resto de España, hizo que el movimiento perdiera fuerza”, concluyó Marcos. “El futuro de la Educación Social está en manos de los profesionales; y el Colegio de educadores sociales de Navarra debe velar por el futuro de la profesión”, añadió.  

Sin embargo la formación y el papel del la Universidad  al hora de formar educadores sociales fue el asunto que más discusión suscitó entre los ponentes y entre el público. En opinión del educador Ritxar Sánchez,  “la universidad no forma educadores sociales, sino que da el título de educador social”. Idea suscrita en parte por Mikel Arrikaberri. “Los educadores hemos ido construyendo la profesión, la intervención socioeducativa, a base del sistema ensayo- error”, aseguró. En su opinión “el educador social corre el riesgo de convertirse en un técnico, cuando la Educación Social es una profesión de acción. Su origen está en la intervención directa. Y debería haber más diálogo con las empresas, los Colegios Oficiales y las entidades” añadió.  

No opina así Mª Teresa Alonso, profesora de la UNED-Pamplona, que defendió el papel de la Universidad en la formación de los profesionales. “Basarse en un corpus teórico es imprescindible. El estudiar, reflexionar, relacionar, forma. La formación de partida, y esto es lo que le faltaba a la Educación Social, es fundamental. Estuvo a punto de no ser grado y hubiera tenido una gran carencia” argumento, al tiempo que defendió el campo de trabajo de la Educación Social. “El educador social tiene muchos campos y posibilidades de trabajo, ocio, educación social, adulta… El campo de la Educación Social es amplísimo” concluyó.  

Por último desde el público también se lanzó un reto para la Universidad, el Colegio Oficial y las empresas: reflexionar y acercarse. Pensar qué se necesita en la práctica, investigar y aumentar el nivel de exigencia como vías para mejorar el futuro de la profesión.