Hambre de Justicia. Siete compromisos capitales en la lucha contra el hambre

498

“¿Qué puedo hacer yo, como ciudadana y ciudadano de a pie, frente a la realidad del hambre?” Esta sencilla pregunta, con una compleja respuesta, es la que ha venido acompañando a la campaña “Derecho a la alimentación. Urgente” desde hace más de 8 años, en cada presentación, actividad y siempre que los medios de comunicación nos han contactado.  Para la campaña, el solo hecho de que haya personas y grupos que se hagan esta pregunta merece el esfuerzo de ayudar a encontrar respuestas para promover el derecho humano a la alimentación de todos los seres humanos.

Con esta breve y accesible publicación que hoy presentamos, “Hambre de Justicia. Siete compromisos capitales en la lucha contra el hambre”, queremos ofrecer reflexiones, ideas y propuestas que hemos agrupado alrededor de 7 compromisos.

Las grandes decisiones y las soluciones al problema del hambre corresponden a los que toman las decisiones políticas y económicas en el ámbito nacional e internacional, pero, ya sea de forma personal o de forma asociada, ¿podemos tomar parte de alguna manera en esta lucha? ¿Qué puedo hacer yo? Es la pregunta que deberíamos hacernos quienes no nos conformamos con asistir como meros espectadores al drama que se está desarrollando en el planeta Tierra.

¿Cómo podemos justificar nuestra falta de acción frente al incumplimiento de tantos compromisos suscritos por los gobernantes, frente a la falta de reconocimiento de los derechos humanos de buena parte de la ciudadanía, frente al aumento injustificable de la pobreza, la desigualdad o la exclusión? Esta búsqueda personal es el primer componente del compromiso y, probablemente, el más difícil. Por eso la campaña quiere ayudar a encontrar posibles caminos a esas personas inquietas y  comprometidas, para quienes los derechos humanos son mucho más que una declaración. 

———

La campaña “Derecho a la alimentación. Urgente” www.derechoalimentacion.org nació en 2003 y está impulsada por Acción contra el Hambre, Ayuda  en Acción, Cáritas Española, ONGAWA y Prosalus. Considera que el derecho a la alimentación es un derecho humano fundamental, base de la dignidad del ser humano y que los Estados deben respetarlo, protegerlo y garantizarlo tanto para sus ciudadanos como para terceros.