Entregado el XVII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, convocado por Médicos del Mundo

556

La exposición colectiva de estas obras se podrá visitar hasta el 2 de febrero en el espacio cultural Centro Centro Cibeles de Madrid

La entrega del XVII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña estuvo llena de emociones: el video enviado por el ganador, liberado hace unos días tras pasar más de un mes secuestrado en Siria; la emoción de Juan Diego Botto, el presentador del acto, al recordar a los periodistas españoles que permanecen retenidos en el país y la presencia de las familias de los cooperantes asesinados a quienes homenajea el certamen.

Anders Carlsson, vice embajador de Suecia en España, recogió la placa en nombre del ganador. «Niclas recibió la noticia de que había ganado el premio el mismo día de su liberación, por eso me ha pedido que les trasmita que siempre va a significar algo especial para él», anunció el ministro consejero de la embajada.

«Sabemos que nuestras fotos no van a ayudar directamente a las personas que retratamos, pero esperamos que al menos contribuyan a remover las conciencias de los poderosos, de quienes tienen capacidad para cambiar de verdad su situación», afirmó con rotundidad el tercer finalista de esta edición, el español Mingo Venero, autor de una serie fotográfica sobre la migración subsahariana a Europa.

El primer finalista de este año, el fotógrafo italiano afincado en Colombia Fabio Cuttica, afirmó: «el proyecto que presenté a este premio me permite visibilizar la realidad de más de 400.000 inmigrantes procedentes de toda Centroamérica que tratan de llegar a México -y de ahí a EEUU- buscando mejorar sus condiciones de vida, aunque solo el 15 por ciento lo logra y muchos desaparecen en el camino». Algo que calificó como una «tragedia humana».

En el mismo sentido incidió el actor Juan Diego Botto, que ejerció ayer como presentador: «Hacer visibles las realidades es imprescindible para poder transformarlas», aseguró.

La fotógrafa birmana afincada en España Wai Hnin Tun, que resultó segunda finalista con el grupo de instantáneas “La Casa de la buena vida”, un refugio para personas que se enfrentan a la marginación social, recogió además la mención especial “María Moreno” a la fotografía que reflejara una visión más esperanzadora y positiva de la realidad. La mención recuerda a una compañera de la sede central de Médicos del Mundo fallecida en 2013.

Este certamen, que anualmente convoca Médicos del Mundo ha recibido en esta edición 200 candidaturas y más de 1.600 imágenes, procedentes de 26 países.

Las series finalistas, que comprenden un total de 40 fotografías, se muestran en una exposición colectiva que se podrá visitar hasta el 2 de febrero de 2014, en el espacio cultural CentroCentro Cibeles de Madrid.

Historia del galardón

El Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña se convoca anualmente en recuerdo de cuatro cooperantes asesinados en Ruanda en 1997 y Bosnia en 1995 cuando trabajaban en proyectos de acción humanitaria, Flors Sirera, Manuel Madrazo, Mercedes Navarro y Luis Valtueña; éste último era fotógrafo de profesión, motivo por el cual este premio lleva su nombre, y en España trabajaba como reportero para la Agencia Cover.

Tras diecisiete ediciones de trayectoria, el premio se ha consolidado como un referente de la fotografía humanitaria.

El primer premio, cuyo destinatario queda pendiente de publicación, consistirá en una beca de trabajo de 6.000 euros destinada a la realización de un proyecto fotográfico en una de los ámbitos de trabajo de Médicos del Mundo.