El Comité de Ayuda Humanitaria y de Emergencia se reúne y acuerda un escueto apoyo a la terrible emergencia de Gaza

438

Valencia, 1-08-2014_ Ayer jueves tuvo lugar una reunión del  Comité de Ayuda Humanitaria y de Emergencia (CAHE), tras haber hecho un llamamiento a las ONGDs para que en un plazo record presentaran sus propuestas para atender a las víctimas del conflicto de Gaza.

La reunión planteada ayer, estuvo presidida por la Consellera de Bienestar Social , Asunción Sánchez Zaplana; y contó con la participación de representantes de las diferentes administraciones, entre ellos de Diputación de Alicante, Diputación de Valencia, Ayuntamiento de Valencia, Ayuntamiento de Alicante           , Ayuntamiento de Castellón y Fons Valenciá y d la Coordinadora Valenciana de ONGD.  En dicha reunión  misma,    y tras presentar los proyectos recibidos por valor de 1.243.000€; las administraciones públicas comprometieron fondos por apenas un 11% (poco más de 130.000€) de las necesidades expuestas por las ONGDs valencianas que acudieron a dicho llamamiento

Por ello, y dada la magnitud del desastre, desde la CVONGD lamentamos que las administraciones no estén a la altura de la situación. Fernando Contreas, presidente de la Coordinadora Valenciana de ONGD, considera que:“Tras la aprobación hace apenas unos meses de un plan director que identificaba a los territorios palestinos como una de las zonas prioritarias de la cooperación valenciana, las administraciones públicas demuestran una vez más su falta de voluntad para ayudar a las víctimas de este conflicto, el peor que ha sufrido el pueblo palestino, siendo incapaces de destinar fondos para la población afectada, que no olvidemos son, sobre todo, mujeres y niñas”.

Situaciones como esta evidencian lo que suponen los sucesivos recortes en los capítulos de cooperación, traducido en este caso en el hecho de que  no se disponga de no recursos para atender y acompañar a las víctimas de una catástrofe o conflicto, teniendo prácticamente que quedarse al margen a la espera de que sean otros los que actúen para aliviar el dolor y sufrimiento de los más de 800.000 desplazados y los 6.000 heridos que arroja el conflicto. Un conflicto que no olvidemos que está suponiendo la muerte de 1 niño/a cada hora desde hace ya casi una semana.

A tenor de estas cifras, consideramos que la Generalitat Valenciana está perdiendo peso específico en la esfera nacional e internacional, en temas de solidaridad, cuando hace apenas unos años estábamos presentes en diversos foros  de ayuda y reconstrucción en algunas de las grandes catástrofes que hemos vivido, por lo que esperamos que esta situación sirva para plantearse la recuperación de los fondos destinados para ayuda al desarrollo.