España se convierte hoy en la sede europea en la lucha contra los delitos de odio

590

Conferencia internacional  “Juntos contra el discurso y los delitos de odio”

La incitación al odio por razones de raza, la intolerancia religiosa, los comportamientos xenófobos, la marginación que sufren todavía las personas con discapacidad y quienes tienen una orientación sexual “distinta” pueden ser considerados “delitos de odio”.

 

– Expertos alertan sobre el bajo índice de denuncia de los delitos de odio en Europa: entre el 60% y el 90% de las víctimas no lo pone en conocimiento de las autoridades. Según datos de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), este hecho se debe, en parte, a la escasa confianza de las víctimas en la efectividad de su denuncia.

– Las ONG españolas  mostrarán sus experiencias de trabajo en la denuncia, protección y seguimiento del fenómeno del  discurso y  delitos de odio en la red y propondrán nuevas estrategias para combatir este fenómeno de manera eficaz.

– En España, se registraron en 2013 según datos del Ministerio del Interior, 1.172 delitos de odio. La mayoría, 452, por orientación o identidad sexual, seguidos por 381 delitos por causas de racismo y discapacidad, con 290 agresiones. Por prácticas religiosas se denunciaron en España en 2013, 42 casos de delitos de odio. Y han vuelto a detectarse delitos de aporofobia, contra indigentes o personas que duermen en la calle.

– Para abordar esta problemática y trabajar en la puesta en marcha de iniciativas que ayuden a prevenir, sensibilizar y actuar,  España se convierte en la sede europea en la lucha contra los delitos de odio acogiendo la Conferencia “Juntos contra el discurso y los delitos de odio”, organizada por la Plataforma de ONG de Acción Social, Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad y Embajada Noruega.

– Representantes del Tribunal Supremo, la Fiscalía General del Estado, la Audiencia Nacional; del ámbito del periodismo y de los medios de comunicación; ONG, expertos en Redes Sociales y nuevas tecnologías, autoridades internacionales y nacionales, todos unidos en dicha cita buscarán alianzas más eficaces.

Madrid, 27 de noviembre de 2014.- España se ha convertido hoy en la sede europea en la lucha contra los delitos de odio acogiendo la Conferencia “Juntos contra el discurso y los delitos de odio” que se está celebrando hoy en Madrid y donde participan organizaciones de la sociedad civil, organizaciones internacionales y administraciones públicas. Para su organización la Plataforma de ONG de Acción Social ha contado con la colaboración de la Embajada de Noruega en España, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y  la financiación del  Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo 2009-2014.––

 

“ONG, jueces, fiscales, representantes de organizaciones internacionales y expertos en redes sociales nos reunimos en el día de hoy para buscar sinergias para la puesta en marcha de nuevas iniciativas que ayuden a prevenir, sensibilizar y actuar sobre los discursos y delitos de odio, que están registrando un aumento en Europa, como nos indican algunos informes”, ha expuesto Sebastián Mora, Vicepresidente de la Plataforma de ONG de Acción Social.

 

“Las ONG españolas tiene un compromiso con el resto de ONG europeas que están trabajando en contextos en los que el extremismo y los crímenes de odio son noticia casi a diario, y son responsables a la hora de mostrar la eficacia del trabajo conjunto con las administraciones competentes.Sumar en las causas, pero también en las estrategias es nuestra vocación, y adelantarnos a los cambios y proteger los valores de la construcción europea, entre los que la tolerancia debe ocupar un papel destacado, debe ser una prioridad”ha declarado Marisa Gómez, la Directora de la Plataforma de ONG de Acción Social.

 

Según Johan Christopher Vibe, Embajador de Noruega en España,  “aunque Noruega no es miembro de la Unión Europea – Noruega trabaja en estrecha colaboración con 16 estados miembros de la Unión Europea a través del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo (los EEA Grants), entre ellos España, para combatir y dar a conocer las expresiones de odio y sus riesgos para la democracia, y al mismo tiempo promover la tolerancia y la conciencia multicultural”. De ahí su  implicación hoy en esta conferencia donde también han presentado  un vídeo  realizado con la colaboración de Jon Sistiaga sobre los delitos de odio. Ver vídeo.

 

Desde el perfil de la Plataforma de ONG de Acción Social en Twitter @Plataformadeong se ha retransmitido en directo la información sobre las distintas ponencias y temas que se han abordado en el encuentro mediante el hashtag #NohateSpain, invitando a todas las ciudadanas y ciudadanos a que puedan unirse a esta conversación.

 

La conferencia “Juntos contra el discurso y los delitos de odio” ha hecho un balance del debate europeo actual sobre los delitos de odio, centrándose en fomentar la colaboración entre los agentes que intervienen en la lucha contra el discurso y los delitos de odio, en particular las organizaciones internacionales, los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil. Además de abordar temas como la asistencia a las víctimas de delitos de odio o la lucha contra el discurso de odio on-line. Para ello, la Plataforma de ONG de Acción Social va a elaborar en los próximos días un documento de conclusiones con ideas y propuestas clave que se distribuirá entre los participantes y los principales actores nacionales y europeos, con el objetivo de contribuir con información práctica sobre cómo combatir el discurso y los delitos de odio en la sociedad.

Información ampliada: Radiografía de delitos de odio en Europa y España

Los datos hablan de una realidad

 Los datos abordados en la Conferencia “Juntos contra el discurso y los delitos de odio” ponen de manifiesto un aumento de estos delitos en Europa. Concretamente, según ha expuesto el periodista Jon Sistiaga, que está participando en el encuentro “un informe de 2013 de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA) alertaba de brotes de antisemitismo por toda Europa, incluso del auge del Negacionismo del Holocausto nazi. Por otro lado, otro informe de la FRA señala que el acoso a colectivos LGTB aumenta. El 47% de los encuestados por la Agencia Europea se han sentido personalmente discriminados por su orientación sexual”.

 

España, es uno de los pocos países europeos que está haciendo un seguimiento del fenómeno, según datos del Ministerio del Interior, “en 2013 se produjeron 1.172 delitos de odio. La mayoría, 452, por orientación o identidad sexual”. Estos son los denunciados en España según datos del Ministerio de Interior, pero las administraciones y las ONG reconocen que se trata de un fenómeno creciente y que para combatirlo será necesario  fortalecer el trabajo conjunto.  La encuesta de la Agencia Europea indica que “sólo el 18% de los agredidos por estas causas acude a la policía”, muestra Sistiaga en el vídeo que“según este informe europeo, el 32% piensa que denunciar no servirá de nada, el 16% temen represalias o incluso hay un 15% a los que les da vergüenza porque no quieren que se conozca su identidad sexual”.

 

Volviendo a los datos del Ministerio de Interior, por racismo o xenofobia  se registraron 381 casos en España, y por prácticas religiosas se denunciaron 42 casos de delitos de odio. Los datos también recogen que en 2013 hubo en España 290 agresiones contra personas con discapacidad, contra su patrimonio y contra su libertad sexual. Y han vuelto a detectarse delitos de aporofobia, contra indigentes o personas que duermen en la calle.

 

Qué son los discursos y delitos de odio

El discurso de odio hace referencia a la incitación y el fomento del odio, la discriminación o la hostilidad hacia una persona motivado por el prejuicio en contra de esa persona debido a una característica particular. Se consideran delitos de odio los motivados por la condición o identidad sexual, raza, religión o discapacidad, entre otros.

 

Según la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), delito de odio: es el delito de todo tipo (contra las personas, grupos o propiedad) motivado por la intolerancia hacia cierto grupo de la sociedad. Para calificar un acto criminal como delito de odio debe cumplir con dos criterios:

 

El acto debe ser tipificado como delito en el código penal del país en el que es cometido.El delito debe tener una motivación por prejuicio o intolerancia, es decir que el perpetrador escoge como objetivo de su delito a un grupo protegido por sus características como raza, etnia u orientación sexual.

 

Aumento de los delitos,  bajo índice de denuncias

La mayoría de los gobiernos tienen un marco jurídico legal para combatir los delitos de odio, sin embargo,  informes europeos e internacionales más destacados ponen de manifiesto una tendencia hacia un preocupante bajo índice de denuncias. Concretamente, según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), entre el 60% y el 90% de las víctimas de delitos de odio no denuncian su caso. La FRA destaca que las víctimas no denuncian porque creen que nada va a cambiar si lo hacen y porque suceden tan a menudo, que piensan que de nada sirve denunciar.

En los últimos años, muchas organizaciones de la sociedad civil y las ONG han liderado iniciativas destinadas a hacer frente al bajo índice de denuncias al apoyar y empoderar a las víctimas y sus comunidades. A pesar de que en España se están haciendo muchos avances en la materia, queda mucho por hacer en el ámbito legal, la Fiscalía General en su última memoria advierte que esas agresiones muchas veces  no son debidamente catalogadas.

 

Causas del aumento de los delitos de odio

Tal y como se ha expuesto en la Conferencia: detrás del aumento de los delitos de odio hay un discurso. En Europa existe una relación con el ascenso de partidos de extrema derecha, que elaboran sus programas electorales en base al discurso del odio con propuestas racistas, xenófobas, homófobas.

El discurso de odio es un fenómeno creciente que también es impulsado por las nuevas tecnologías de la comunicación y las redes sociales ya que se realiza de una manera más sencilla y más rápida que antes. Muchos gobiernos están poniendo en marcha medidas para luchar contra el discurso del odio on-line y  las organizaciones internacionales y la sociedad civil tienen un papel importante que desempeñar en este sentido, pero además las empresas privadas de Internet están jugando un papel como actor fundamental  en este fenómeno sin acabar de definirse su rol.

 

Participantes destacados Juntos contra el discurso y los delitos de odio”

Representantes del movimiento LGTB, movimiento de la discapacidad, pueblo gitano, organizaciones de mujeres, miembros de la  Plataforma de ONG de Accion Social, entre otras, así como el Observatorio de Derechos Humanos de Cataluña y la Campaña NOHATE del INJUVE presentarán en este marco su experiencia de trabajo. Por parte del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad asiste Carmen Plaza, Directora de Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades y Rubén Urosa, Director General del INJUVE.

 

Se contará así mismo con representantes de Justicia como Elvira Tejada de la Fuente, Fiscal de sala del Tribunal Supremo de la unidad de criminalidad informática y para la tutela penal de la igualdad y contra la discriminación de la Fiscalía General del Estado; y Fernando Grande-Marlaska, Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional; en el ámbito del periodismo y de los medios de comunicación participarán Jon Sistiaga, reportero especializado en la investigación de los delitos de odio y los conflictos armados en todo el mundo; Patricia Cartes Andrés, Jefa de Seguridad Global y Política Pública en Twitter; Hernan Zin, corresponsal de guerra, escritor de investigación y director de documentales. Agencias internacionales, como la OSCE, Consejo de Europa y la Agencia Fundamental del Derechos Humanos  completan un elenco de más de 30 panelistas.

 

Programa de Ciudadanía Activa

El Programa de Ciudadanía Activa es fruto de la colaboración entre el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo, el Gobierno de España y la Plataforma de ONG de Acción Social. Está dotado con 4,6 millones de euros destinados al fortalecimiento de las ONG y su contribución a la justicia social y el desarrollo sostenible. Sus principales retos son contribuir a la democracia participativa, la promoción de los derechos humanos y a la inclusión social.

 

Plataforma de ONG de Acción Social

La Plataforma de ONG de Acción Social es una organización de ámbito estatal, privada, aconfesional y sin ánimo de lucro que trabaja para promover el pleno desarrollo de los derechos sociales y civiles de los colectivos más vulnerables y desprotegidos de nuestro país y fortalecer el Tercer Sector de Ámbito Social. En la actualidad, está integrada por 26 Organizaciones No Gubernamentales, federaciones y redes estatales que trabajan para 12.500.000 de personas y cuentan con 4.700.000 personas socias, 367.000 personas voluntarias y 87.000 trabajadores y trabajadoras.