Som Comerç Just!

835

Organizaciones de Comercio Justo ponen en valor el trabajo realizado desde hace 22 años en tierras valencianas y reafirman la necesidad de seguir trabajando en la construcción de un mundo más equitativo a través del Comercio Justo y del Consumo Responsable.

 

En 1992 Alternativa 3 abrió la primera de tienda de Comercio Justo en Castellón. En estos 22 años otras iniciativas de Comercio Justo han ido surgiendo. En la actualidad más de 25 entidades trabajamos día a día desde el ámbito de la cooperación y de la educación para transformar la realidad desde el Comercio Justo y el Consumo Responsable en nuestro contexto valenciano. Tres universidades públicas valencianas (la Universitat de València, la Universitat Politècnica de València y la Universitat Jaume I de Castelló) han conseguido en los últimos años el título de “Universidad por el Comercio Justo”, su apuesta potente y transversal por esta opción es sin duda el mejor indicador que el trabajo está dando sus frutos y abre a toda la comunidad universitaria la oportunidad de conocer y practicar el Comercio Justo, camino que sin duda tendrá su reflejo en toda la sociedad valenciana.

 

El pasado 29 de noviembre de 2014 en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València 12 entidades que trabajamos en Comercio Justo nos encontramos para reflexionar sobre lo que hacemos y las razones que nos mueven a seguir trabajando en esta línea.

 

Nos movemos en un contexto difícil, la llamada “crisis económica” ha provocado en los países del Norte un aumento de los índices de pobreza y precariedad que alcanza niveles que antes de 2008 considerábamos propios de los países del Sur, que siguen padeciendo una pobreza endémica, entre otras causas, por un sistema comercial injusto. La globalización de la pobreza no es un fenómeno natural, tiene su origen en ese sistema económico injusto que pone el beneficio de unos pocos por delante de todo, incluidos los derechos humanos básicos.

 

Constatamos el incumplimiento en su mayoría de los compromisos adoptados por todos los grupos políticos que firmaron el Pacto Valenciano contra la Pobreza en 2009, hace 5 años, en referencia a la incorporación efectiva del Comercio Justo en la Administración Pública a través de la Compra Pública Ética y los recortes brutales en materia de cooperación durante estos años en la Comunitat Valenciana que también afectan a las Organizaciones de Comercio Justo del Sur con las que trabajamos.

 

Ante esta realidad consideramos imprescindible volver a reivindicar las razones por las que seguimos considerando necesario apoyar y difundir el Comercio Justo:

 

1. Estamos convencidos que la realidad socioeconómica actual no responde a los valores de justicia y solidaridad y no pone a las personas en primer lugar, por lo que queremos contribuir a su TRANSFORMACIÓN.

2. Necesitamos un nuevo modelo económico y social que garantice las necesidades de las personas y erradique la pobreza. Los 10 principios del Comercio Justo (generación de oportunidades para las poblaciones más vulnerables, salarios y condiciones de trabajo dignos, equidad de género, erradicación de la explotación infantil, gestión democrática y participativa, respeto al medio ambiente, beneficios para la comunidad,…) han de estar presentes en la transición hacia ese NUEVO MODELO ECONÓMICO.

3. La magnitud de esa tarea hace necesario seguir realizando un TRABAJO EN RED con el resto de organizaciones y movimientos sociales con los que compartimos valores.

4. El Comercio Justo es parte integrante del Consumo Responsable y de la Economía Alternativa y Solidaria. Para que este nuevo modelo económico se consolide es más necesario que nunca sensibilizar a la ciudadanía, entidades sociales y educativas, empresa y administración pública, sobre la importancia de apoyar con nuestras decisiones cotidianas de consumo a las iniciativas de la ECONOMÍA ALTERNATIVA Y SOLIDARIA como el COMERCIO JUSTO.

5. El Comercio Justo corrige los excesos del mal llamado “Libre Comercio”, cuyas falsas promesas de prosperidad están quedando en evidencia con el crecimiento de la desigualdad, la pobreza y la exclusión que también se está extendiendo en las sociedades occidentales. Ha llegado el momento de sustituir la perspectiva Norte/Sur por la defensa de los derechos de la CIUDADANÍA GLOBAL frente a los privilegios de las élites económicas.

 

22 años de trabajo colectivo, de cooperación, de esfuerzo para generar oportunidades de lucha contra las desigualdades que originan la pobreza en el Sur, y cada vez más en el Norte, y de lucha por la dignidad de las personas.

 

Entidades participantes: Universitat de València, Universitat Politècnica de València, Universitat Jaume I de Castelló, Setem CV, Petjades, Oxfam Intermón, La Tenda de Tot el Món, Fundación Vicente Ferrer, Fundació Pau i Solidaritat PV, Fundació Novaterra Catering, Ecosol, Coordinadora Valenciana d’ONGD.