El trabajo artesanal de las personas con discapacidad intelectual se internacionaliza

613

Los productos solidarios de Fundashop viajaron por primera vez a la feria de decoración Maison & Objet de París


Los productos de Fundashop han participado en la feria internacional de referencia Maison & Objet de París, un escaparate mundial que ha abierto las puertas y el reconocimiento al trabajo de las personas en riesgo de exclusión laboral.

 

Los profesionales con discapacidad intelectual de la Fundación Carme Pardo- Valcarce decorarán por primera vez las casas de Japón, Qatar, Arabia Saudí o Irlanda con sus muebles y elementos decorativos artesanales.

 

Las colecciones de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce cuentan con un gran reconocimiento a nivel nacional e internacional, habiendo sido expuestas en las tres últimas ediciones de Casa Decor, reconocida como la más importante y prestigiosa exposición de decoración europea, y en ARCOMadrid 2012.

 

Fundashop continúa con su internacionalización en febrero participando en la feria Ambiente de Frankfurt, una nueva oportunidad para dar a conocer el trabajo de la Fundación por la inserción laboral de las personas con discapacidad.

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce, entidad líder en fomentar la inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual, cruza fronteras y participa en su primera feria internacional de decoración fuera de España.Maison & Objet,que se celebra en la Paris-Nord Villepinte Exhibition Center, es un referente en la industria internacional para el diseño de interiores y decoración que ha dado a la Fundación la oportunidad de dar a conocer sus productos y relacionarse con galerías de arte, diseñadores de interiores, decoradores y empresas de venta de todo el mundo.  

 

Después de participar en ferias nacionales emblemáticas para el sector como Casa Decor, la Fundación Carmen Pardo-Valcarce da un paso más y participa por primera vez en una feria internacional en el extranjero. La Fundación ha presentado en París su colección de muebles y elementos decorativos que realizan los trabajadores con discapacidad intelectual en sus talleres de carpintería y pintura decorativa, dando a conocer así la labor y capacidad de las personas en riesgo de exclusión social y laboral.  

 

Todos los artículos de la Fundación, disponibles también en http://www.fundashop.es/, están hechos artesanalmente con motivos de última tendencia y customizables, lo que permite que los profesionales del sector puedan ofrecer al cliente final una extensa gama de posibilidades que se adapten a sus necesidades decorativas y funcionales. Asimismo, todos los productos del catálogo que estarán expuestos próximamente en la feriaAmbiente de Frankfurt tienen un marcado valor solidario, ya que con su compra se promueve el empleo de personas con discapacidad intelectual.

 

Fundación Carmen Pardo-Valcarce

 

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce trabaja por la participación de las personas con discapacidad intelectual en nuestra sociedad, creyendo además que así será más rica y diversa.  En torno a esta misión, la Fundación ha crecido tanto en número de servicios como de personas atendidas, en torno a unas mil en la actualidad, diseñando apoyos allá donde encuentran barreras para su participación: educación, empleo, vivienda, ocio, deporte, sanidad, justicia, etc. Y buscando un entramado que permita tender puentes para que las personas con discapacidad intelectual estén cada día más presentes en la sociedad.

 

Creada en 1948, su trayectoria en estos años, le permite ser hoy un referente, tanto a nivel nacional como internacional, en el ámbito de la discapacidad intelectual. En al año 2007, la Business Guide creada por Naciones Unidas incluye a la Fundación como una de las 2 únicas ONG españolas, entre 85 ONG de todo el mundo, de mayor confianza para formar alianzas con empresas.

 

Para la Fundación Carmen Pardo-Valcarce es de suma importancia el trabajo en la igualdad de oportunidades y en el respeto. Y en este sentido, cobra especial importancia el uso correcto y respetuoso del lenguaje utilizado para referirse a las personas con discapacidad intelectual: nunca se deben utilizar términos peyorativos como “minusválido” (menos válido), “inválido” (no válido), o “deficiente” (con fallos). El término correcto es siempre persona con discapacidad intelectual. “Persona con” porque las condiciones son sólo partes, una persona son muchas más cosas y la condición no puede eclipsarlo, y “discapacidad” expresa capacidades diferentes.