Becas comedor y campamentos urbanos: la lucha contra la pobreza infantil no cesa en verano

659

·         1 de cada 3 menores vive bajo el umbral de la pobreza en España. El porcentaje de menores en riesgo de exclusión sube un 3,4% en un año.

·         En este curso escolar, apoyamos las necesidades alimenticias y educativas de más de 10.000 niños y niñas de familias en riesgo de exclusión social en 8 CCAA.

·         Durante el verano, seguimos apoyando a la infancia más vulnerable mediante campamentos urbanos con becas de comedor y actividades de ocio.

 

Durante el curso escolar 2014/2015 que está a punto de terminar, hemos mejorado las condiciones de vida de más de 10.000 niños en 31 colegios de ocho comunidades autónomas, atendiendo de forma directa las necesidades educativas y alimenticias de 4.000 niños y niñas con el objetivo de que todos los niños y niñas crezcan en igualdad de oportunidades. El Programa de apoyo a la infancia y familias en España de Ayuda en Acción nació en el curso escolar 2013/2014 para dar respuesta a consecuencias concretas de la crisis y los recortes sociales y en educación que afectan gravemente a niños, niñas y familias en España, apoyando de forma directa a más de 1.700 alumnos (el beneficio del programa llega a más de 7.500) a través de becas de comedor, becas de libros de texto y material didáctico, y becas para excursiones y refuerzo educativo en 21 colegios de seis comunidades autónomas. En este segundo año de andadura, hemos duplicado el número de niños que reciben ayudas directas, y llegado a 10 colegios y dos CCAA más –trabajamos en 31 colegios de Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Cataluña, Galicia, Baleares, Asturias y Andalucía–.

 

Tal y como hicimos el pasado verano, nuestra lucha contra la pobreza infantil no cesa en el período veraniego, momento del año en que ponemos en marcha campamentos urbanos y otras actividades de ocio educativas e inclusivas que aseguren la continuidad del programa (alimentación, material, excursiones) para los niños y faciliten la conciliación de la vida laboral y familiar de sus familias, necesaria para que superen su situación de vulnerabilidad.“Tratamos de que durante el verano, todos los niños sigan pudiendo hacer lo que hacen los niños en verano; las necesidades de las familias y niños en riesgo de exclusión no tienen vacaciones”,explica Alberto Casado, coordinador de campañas de Ayuda en Acción.

 

En estos campamentos, las necesidades alimenticias de niños y niñas en riesgo de exclusión quedan garantizadas durante el período estival, ante la incertidumbre sobre qué va a pasar en algunas comunidades con los comedores escolares y la necesidad de dar apoyo a familias que lo necesitan. En paralelo, prepararemos la ampliación de nuestro Programa de apoyo a la infancia en España de cara al próximo curso escolar 2015/2016, para poder ofrecer más becas y trabajar en más colegios, y llegar así a más niños y familias.

 

La última Encuesta de Condiciones de Vida (ECV-2014), publicada por el INE el pasado 26 de mayo y basada en datos del año 2013, muestra que los ingresos medios anuales en los hogares españoles se redujeron en un 2,4% con respecto al 2012, que la población en riesgo de pobreza aumentó del 20,4% al 22,2% y que la tasa de riesgo de pobreza en menores de 16 años creció 3,4 puntos en un año, pasando del 26,7 al 30,1%. “Las medidas anticrisis de las administraciones, basadas en recortes sociales, han terminado desfavoreciendo en mayor medida a los más vulnerables y agrandando la brecha de la desigualdad, algo inadmisible. Los niños son el colectivo más perjudicado”, señala Alberto Casado. Si tenemos en cuenta el indicador AROPE, 1 de cada 3 menores vive bajo el umbral de la pobreza en nuestro país, un dato alarmante que nos obliga a exigir a los distintos gobiernos y administraciones que actúen para proteger a la infancia, a través por ejemplo, del Pacto por la Infancia que junto a otras organizaciones reivindicamos que asuma el Gobierno español. Según un informe de la Federación de Enseñanza del sindicato de Comisiones Obreras, en apenas cuatro años se han cerrado 478 comedores escolares, dejando sin este servicio a casi 200.000 niños y niñas.

Programa de apoyo a la infancia en España