El Observatorio Cubano de Derechos Humanos denuncia 5.611 detenciones arbitrarias desde enero y alerta sobre el aumento de allanamientos a viviendas de activistas de Derechos Humanos y la confiscación de sus equipos de trabajo.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos denuncia 822 detenciones arbitrarias (DA) en el mes de mayo: 588 mujeres y 234 hombres, acumulándose desde el primero de enero un total de 5,611 violaciones  de este tipo.

El OCDH advierte sobre el aumento de la violencia y los actos intimidatorios en contra de los activistas de derechos humanos de los cuales 9 se encuentran en prisión, pendientes de juicio.  Igualmente alerta sobre el incremento de los allanamientos de viviendas de activistas que funcionan como sede de sus respectivas organizaciones y la confiscación de ordenadores, impresoras, teléfonos móviles y soportes digitales para la distribución de información. Ambas actuaciones sin un sustento legal y sin respetar las mínimas garantías procesales.

En otro orden el OCDH denuncia el aumento de las actuaciones de la policía y de la burocracia gubernamental en contra del colectivo de carretilleros (vendedores ambulantes de productos del agro) a quienes les han confiscado de manera arbitraria sus productos. Estas actuaciones además de injustas con estos trabajadores por cuenta propia también empeoran la situación de los ciudadanos asolados por la escasez de alimentos, consecuencia de la incapacidad del gobierno para dinamizar la economía del país.