CIEs NO insta a la ciudadanía y a las administraciones valencianas a exigir el cierre inmediato de Zapadores

982

El Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) reabrió la pasada semana tras meses cerrado por una plaga de chinches.

La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs NO) insta a la ciudadanía y a las administraciones valencianas a exigir el cierre inmediato y permanente del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores que fue reabierto la semana pasada tras meses clausurado por una plaga recurrente de chinches. Antes su reapertura, CIEs NO convoca una concentración ciudadana el martes, 28 de marzo, a las 19.00 horas, frente al centro, como cada último martes de mes desde hace siete años, y hace un llamamiento para que “ahora más que nunca” la sociedad demuestre su rechazo a esta cárcel racista.

Gema Síscar, portavoz de CIEs NO, ha calificado Zapadores de “infamia que hay que cerrar lo antes posible”. “Como ciudadanas y ciudadanos no podemos permitir un espacio en el que se encierre a personas por su lugar de origen. Es una vergüenza y una injusticia contra la que tenemos que movilizarnos, salir a la calle y demostrar que estamos en contra de su existencia.”, ha asegurado.

“El cierre durante estos meses ha demostrado que estos centros de sufrimiento son totalmente innecesarios. Pedimos el cierre por las lamentables condiciones de internamiento en las que permanecen nuestras vecinas y vecinos migrantes -exposición a plagas de insectos y ratas, agua fría en las duchas en invierno, encierro durante las noches en habitaciones sin baño y denuncias constantes de malos tratos, entre otras- pero también porque la mera existencia de estos espacios supone una vulneración de los derechos fundamentales. Si la premisa es que todas las personas tenemos los mismos derechos, el encierro por una falta administrativa, -como es encontrarse en una situación administrativa irregular por carecer de permiso de residencia-, no debería permitirse”, ha afirmado la representante.

Redadas racistas en la ciudad de Valencia

Por otra parte, las organizaciones que forman parte de la Campaña por el cierre de los CIE denuncian que desde hace unos días han aumentado las redadas racistas por parte de la Policía que registra a ciudadanas y ciudadanos por su perfil étnico incluso en las puertas e inmediaciones de las entidades sociales. “El objetivo de estas persecuciones no es otro que llenar el CIE de Zapadores de personas para proceder a su deportación, práctica por la que la ONU lleva denunciando desde hace años al Estado Español”, ha concluido Síscar.

En este sentido, la plataforma exige que se ponga fin a la violencia institucional que sufren las personas migrantes (redadas racistas, internamiento en CIEs, burorrepresión por una Ley de Extranjería injusta y deportaciones forzadas) e insta a la ciudadanía a movilizarse e implicarse para impedir que se sigan vulnerando los derechos de las personas migrantes.