Siria. Los niños regresan a la Aldea Infantil SOS bombardeada en Damasco

943

Los 156 niños evacuados de la Aldea Infantil SOS de Damasco, en Siria, como medida de precaución contra la intensificación de los bombardeos, han vuelto a casa casi un mes después de su desalojo.

La decisión de regresar a la Aldea se ha tomado tras realizar una valoración sobre las condiciones de seguridad de la misma, explica Rani Rahmo, director nacional de Aldeas Infantiles SOS de Siria: “La situación es segura por el momento y los grupos armados han abandonado las zonas cercanas a la Aldea”.
El pasado 27 de septiembre, los 156 niños y jóvenes y los 46 trabajadores fueron evacuados de la Aldea sin incidentes y trasladados a un lugar seguro. Horas después del desalojo, varios proyectiles impactaron sobre el recinto sin causar heridos y ocasionando pocos daños materiales. Al día siguiente, fuerzas del Gobierno sirio tomaron el control de la Aldea y llevaron allí equipamiento militar.
Tras el abandono de la Aldea y los alrededores por parte de los grupos armados, se ha organizado el regreso, que ha sido acogido con entusiasmo por parte de los niños. Las madres SOS (educadoras permanentes) están intentando devolverles la sensación de normalidad con la ayuda de un psicólogo. Para algunos de los niños y empleados de la Aldea de Damasco, esta no era su primera evacuación. Veinte de ellos estaban entre los más de sesenta niños y ocho madres SOS que fueron reubicados de la ahora cerrada Aldea Infantil SOS de Alepo, en septiembre de 2012. “Los niños que vinieron desde Alepo pensaban que sería imposible volver a la Aldea de Damasco y que la perderían igual que perdieron su antiguo hogar”, sostiene Rahmo. Y añade: “El regreso a casa les ha devuelto la esperanza”.
En un comunicado oficial, el jefe de operaciones de Aldeas Infantiles SOS Internacional, Carsten Völz, ha asegurado que su intención es no abandonar Siria: “Hemos trabajado durante más de 30 años para proporcionar cuidado y protección a niños vulnerables y continuaremos haciéndolo. Aldeas Infantiles SOS urge a todas las partes en conflicto a respetar los derechos de los niños”.