APANA y la Fundación Adecco ayudan a jóvenes con discapacidad intelectual a obtener el carnet de conducir

1994

La Asociación Provincial de Autoescuelas de Navarra (APANA) y la Fundación Adecco ayudan a 8 jóvenes con discapacidad intelectual a obtener el permiso de conducir de la clase B.

Se trata de una iniciativa piloto cuyo objetivo es facilitar a personas con discapacidad intelectual la obtención del permiso de conducir y, de esa manera, poder facilitarles el acceso a un puesto de trabajo que les ayude a tener más autonomía y mejore sus vidas.

La Asociación Provincial de Autoescuelas de Navarra (APANA) y la Fundación Adecco han firmado un acuerdo de colaboración para ayudar a 8 jóvenes con discapacidad intelectual a obtener el permiso de conducir. Se trata de una iniciativa piloto enmarcada en la misión #EmpleoParaTodos de la Fundación Adecco cuyo objetivo es favorecer el nivel de empleabilidad de estos jóvenes con discapacidad en aquellos trabajos en los que sea necesario disponer de esta certificación.

Para Estefanía Fernández, consultora de selección de la Fundación Adecco: “tener el permiso de conducir es una gran ayuda a la hora de abrir puertas laborales. En la actualidad, hay muchos empleos en los que el permiso de conducir es un requisito imprescindible. También, disponer de este certificado hace más accesibles puestos de trabajo ubicados en polígonos industriales o lejos de núcleos urbanos o de la vivienda habitual. Ahora bien, no todas las personas tienen fácil obtener este certificado, ya sea por motivos económicos u otras razones. Gracias al acuerdo con APANA ayudamos a jóvenes con discapacidad intelectual, con los que trabajamos diariamente orientándoles en su búsqueda de empleo, a superar barreras como el desconocimiento y los prejuicios que les llevan a no dar el paso de conseguir algo tan importante para su vida laboral como el carnet de conducir”.

Desde APANA se están encargando de proporcionar los materiales necesarios (libros de texto, etc.) y de impartir las clases de teoría que dieron comienzo el pasado mes de febrero, todo ello de manera gratuita. En total se van a impartir 95 horas de clase teórica durante 3 meses, de febrero a mayo. Próximamente, a los beneficiarios de esta acción se les realizará una evaluación y los que la superen se presentarán al examen teórico. Las personas que no superen esta prueba, continuarán con clases de repaso y tras una segunda evaluación podrán presentarse al examen los alumnos que tengan posibilidades de aprobar. Una vez superada la parte teórica comenzarán las clases prácticas. Igualmente, los gastos de matriculación iniciales han sido cubiertos esta asociación.

Isabel Foncillas, presidenta de APANA ha asegurado que: “la motivación y la ilusión de estos jóvenes por encontrar un puesto de trabajo es lo que nos ha impulsado para poner en marcha esta iniciativa. Gracias a este proyecto estos jóvenes podrán incorporar a su currículum nuevas habilidades y capacidades que esperamos puedan ayudarles en esa búsqueda de trabajo en el corto o medio plazo”.

Fany y Eneritz son dos de las beneficiarias de esta acción, tienen 21 y 22 años respectivamente y ambas coinciden en lo importante que es para ellas obtener el carnet de conducir para encontrar un empleo. Para Fany, disponer de este permiso es “ganar independencia y avanzar un paso más en el camino hacia la vida adulta”.  Por su parte, Eneritz afirma que “iniciativas como esta nos ayudan a hacer realidad nuestras inquietudes. El carnet de conducir es algo importante en nuestro día a día ya que, nos da acceso a un medio de transporte sencillo que nos puede ayudar mucho en nuestra búsqueda trabajo”. 

Sobre Fundación Adecco

Constituida en julio de 1999, la Fundación Adecco es fruto de la Responsabilidad Social Corporativa que asume el Grupo Adecco como líder mundial en la gestión de los Recursos humanos. Su principal objetivo es la inserción en el mercado laboral de aquellas personas que, por sus características personales, encuentran más dificultades a la hora de encontrar un puesto de trabajo.

Personas con discapacidad

Mayores de 45 años parados de larga duración

Mujeres con responsabilidades familiares no compartidas o víctimas de violencia de género

Otros grupos en riesgo de exclusión social