El Congreso firma un acuerdo con la ONCE, CNSE y FIAPAS para eliminar las barreras de comunicación

597

El Congreso de los Diputados, la ONCE, la Confederación Nacional de Personas Sordas (CNSE) y la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) han firmado un acuerdo de colaboración para eliminar las barreras de comunicación en la difusión de los trabajos de la Cámara.

 

El presidente del Congreso, Jesus Posada, el vicepresidente de la ONCE, Andrés Ramos, la presidenta de la Confederación Nacional de Personas Sordas, Concepción Mª Díaz, y el presidente de la Confederación Española de Familias de Personas Sordas, José Luis Aedo, han firmado este convenio de colaboración.

 

El objetivo de este acuerdo es dar a conocer a las personas con discapacidad sensorial las actividades que se llevan a cabo, así como la documentación producida por el Congreso de los Diputados, mediante los medios que permitan su plena accesibilidad.

 

Jesus Posada ha señalado que “la firma de este convenio plasma la voluntad del Congreso de romper las barreras y acercase a todos sin excepción. Supone un avance en la albor y sensibilidad de la Cámara hacia un sector de los ciudadanos: las personas con discapacidad sensorial”.

 

El Congreso de los Diputados, con el asesoramiento de la CNSE, la ONCE y FIAPAS, trabajará para suprimir todas aquellas barreras que puedan impedir el conocimiento de su actividad. Estas organizaciones colaborarán con los servicios de la Cámara para  lograrlo.

 

Una de las primeras medidas en las que se plasmará esta colaboración, una vez aprobada por la Mesa de la Cámara, es la edición en braille de una publicación sobre el Congreso de los Diputados, que podría empezar a distribuirse durante las Jornadas de Puertas Abiertas, los días 3 y 4 de diciembre.

 

FIAPAS colaborará proporcionando la accesibilidad a estas actividades y documentos a través de los medios de apoyo a la audición y a la comunicación oral (bucle magnético y subtitulado), asegurando el ansiado derecho a la información y participación política que viene siendo reclamado desde hace décadas por las personas con sordera, más de un millón en nuestro país

 

El convenio, de una vigencia de dos años, cuenta con una Comisión de Seguimiento, integrada por seis miembros, tres por parte del Congreso de los Diputados y un representante de cada una de las entidades firmantes.