“Los niños llegan a los campamentos demasiado aterrorizados para hablar»

878
mosul
World Vision is one of the first agencies to start supporting children at a new camp just 25km (15 miles) from Mosul, as a military offensive to re-take the city continues. Child protection staff are creating safe spaces for children in the recently-constructed Zelican camp, north-east of Mosul.

Son las declaraciones de Aaron Moore, Gerente de Programas de World Vision en el norte de Irak.

Llevan dos años viviendo bajo la ocupación del ISIS y se enfrentan a una letanía de peligros mientras intentan huir: minas terrestres, francotiradores y combatientes. Todo esto ha hecho mella en la salud física y mental de los niños iraquíes.

Estas son las declaraciones de Aaron Moore sobre la situación que viven, a día de hoy, los niños iraquíes:

«Estamos trabajando con los niños que han llegado de Mosul en los últimos días. Todos reflejan el impacto de haber estado atrapados en una ciudad tomada por ISIS hace más de dos años.”

«Muchos niños han estado atrapados en sus hogares mientras oían bombardeos, disparos de francotiradores y solo veían el caos a su alrededor. Otros muchos niños han sido testigos de la muerte de sus familiares.”

«Uno de estos niños, de cinco años, llegó al campo con demasiado miedo para hablar. Vio a su hermano de 15 muerto mientras huían de su casa. Ni siquiera quería jugar con los otros niños, simplemente se quedaba mirándoles.”

«Afortunadamente, con el apoyo de un psicólogo de World Vision, fue capaz de decir su nombre al final del día. Un pequeño paso que simboliza el comienzo de lo que podrían ser años de apoyo especializado para que los niños puedan reconstruir sus vidas y recuperar cierta normalidad.”

La creación de «Espacios Seguros para Niños” en el norte de Irak como parte de la respuesta al conflicto de Mosul es fundamental y es la tarea en la que la ONG World Vision se está empleando a fondo. Los espacios actúan como lugares seguros donde los niños pueden encontrar un poco de normalidad en el caos y recibir apoyo psicológico y también pueden participar en actividades como pintura, deportes y juegos.

La pintura sirve como terapia, ya que «cuando los niños llegan a los campos no quieren jugar. Sin embargo la pintura les permite liberar sus miedos y plasmar en los dibujos sus experiencias recientes: escenas de guerra con tanques y aviones de guerra.”

Más de 20.000 personas se han desplazado internamente tras huir de Mosul desde el 17 de octubre, muchos de ellos en busca de seguridad en los campamentos.

A medida que se intensifica el conflicto, la organización World Vision insta a asegurar una salida segura para la población civil de Mosul y otras zonas afectadas. La integridad personal de los afectados en la operación de Mosul debe ser una prioridad.

Se calcula que hasta 700.000 personas podrían salir de la ciudad ocupada desde junio de 2014.