IKEA dona el mobiliario de la sala VIP de ARCOmadrid a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce para una vivienda de entrenamiento

2019

La cadena sueca de decoración y muebles IKEA, en su faceta más solidaria, ha cedido a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce todo el mobiliario que ha vestido la sala VIP de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo que tuvo lugar en el recinto ferial IFEMA en Madrid del 15 al 19 de febrero de 2012. Todos los muebles cedidos serán destinados para amueblar la vivienda de entrenamiento de la fundación, donde a los jóvenes con discapacidad intelectual se les instruye tanto en tareas del hogar, planificación de la compra o en la convivencia misma para que el día de mañana puedan tener una vida independiente en una vivienda supervisada o en su propio hogar.

Estas viviendas supervisadas se pusieron en marcha el año pasado gracias a una primera colaboración por parte de IKEA. De esta manera, se da un paso más en la autonomía de las personas con discapacidad, las cuales, hasta ahora, solo tenían la opción de vivir en residencias, viviendas tuteladas y/o con sus familias.

Teresa Sapey ha participado, junto a IKEA, en el diseño del espacio, y han contado con 40 mesas, 110 sillas, 45 taburetes, 230 lámparas, 150 cojines, 35 sillones y un sinfín de metros de textil para aderezar la zonaVery Important Person.

Una vez finalizada la feria, la multinacional ha decidido donar todos los muebles a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce. Gracias a esta cesión podremos renovar la vivienda tutelada y supervisada y amueblar la vivienda de entrenamiento en la que los jóvenes con discapacidad intelectual practican las habilidades necesarias para vivir de forma independiente.

Fundación Carmen Pardo-Valcarce

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce tiene como principales objetivos eliminar barreras y fomentar la participación en nuestra sociedad de las personas con discapacidad intelectual, lo que implica el trabajo en la igualdad de oportunidades y en el respeto. En este sentido, cobra especial importancia el uso correcto y respetuoso del lenguaje utilizado para referirse a las personas con discapacidad intelectual: nunca se deben utilizar términos peyorativos como “minusválido” (menos válido), “inválido” (no válido), o “deficiente” (con fallos). El término correcto es siempre persona con discapacidad intelectual. “Persona con” porque las condiciones son sólo partes, una persona son muchas más cosas y la condición no puede eclipsarlo, y “discapacidad” que expresa capacidades diferentes.

En al año 2008, la Business Guide creada por Naciones Unidas nos incluye como una de las 2 únicas ONG españolas, entre 85 ONG de todo el mundo, de mayor confianza para formar alianzas con empresas