Introducen en España el bastón blanco y rojo de las personas sordociegas

720
Ricard López, presidente de FESOCE, presenta la campaña #bastónblancoyrojo

La Federación Española de Sordoceguera – FESOCE presenta el bastón blanco y rojo que distingue a las personas con sordoceguera usuarias de bastón

El dispositivo forma parte de un proyecto global de orientación y movilidad para personas sordociegas

Este pasado martes 1 de diciembre se ha presentado la campaña #bastonblancoyrojo de visibilidad de personas con sordoceguera, de la Federación Española de Sordoceguera – FESOCE. El acto tuvo lugar en Barcelona, en la sede de la Federación, y contó con la presencia de autoridades y representantes del entorno de la discapacidad.

La campaña introduce por primera vez en España el uso del bastón blanco y rojo, que ya está en funcionamiento en otros países. Las tiras rojas distinguen el dispositivo del clásico bastón blanco de las personas ciegas. Así, conductores y peatones pueden detectar que el portador no solo tiene una privación visual, sino también auditiva y pueden actuar en consonancia y saber el tipo de respuesta que cabe obtener.

El proyecto ya está en marcha en Castilla y León, a través de ASOCYL, la entidad de FESOCE en esa comunidad autónoma, donde unas 30 personas ya han adoptado el uso del bastón identificador de la sordoceguera.

El fin último es el reconocimiento oficial del bastón blanco y rojo como identificador de una persona con sordoceguera por parte de la Dirección General de Tráfico y por los organismos públicos de discapacidad (Dirección General de Políticas de apoyo a la discapacidad, IMSERSO, etc.), además de por la sociedad en general.

El acto contó con las intervenciones de Josep Oliva, en representación de Neus Munté, vicepresidenta del Gobierno de la Generalitat y consejera de Bienestar Social y Familia, Josep Sicart, en representación de Teresa Fandos, Diputada de Bienestar Social de la Diputación de Barcelona, Eugènia Domènech, directora general del Servicio Catalán de Tránsito, Roser Vilarrubí, del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad de Barcelona, José Ángel Carrey, presidente de la Asociación Catalana para la Integración del Ciego – ACIC y Manel Martí, presidente de la Asociación Discapacidad Visual Cataluña. Todos coincidieron en la importancia de la protección del peatón con discapacidad, uno de los elementos más vulnerables del entorno vial.

La ocasión sirvió de marco para la entrega de los IV Premios FESOCE de Compromiso con la Sordoceguera. El reconocimiento fue otorgado al programa En Lengua de Signos, de La 2 de TVE, y recogido por Lola Hernández, directora del programa, y Paloma Soroa, conductora. La designación de Embajador de la Sordoceguera recayó sobre Rosario González, una voluntaria que colabora activamente con los proyectos de la FESOCE y de la Asociación Catalana pro Personas con Sordoceguera – APSOCECAT.

La sordoceguera consiste en la pérdida conjunta de capacidad visual y auditiva y provoca una merma importante de la autonomía y de la calidad de vida de los afectados, si no se dispone de las ayudas adecuadas. No existe un censo, pero se calcula que en España puede haber unas 238.000 personas con sordoceguera.