15 personas ciegas de la Comunidad Valenciana y sus perros guía llegan a Santiago tras recorrer parte del Camino

705
Participantes en la peregrinación al Camino de Santiago

Actividad que ha organizado la Asociación de Usuarios de Perros Guía de la Comunidad Valenciana, entre el 20 y el 25 de agosto

Un grupo de 15 personas ciegas acompañadas de sus perros guía llegan mañana a Santiago tras haber recorrido parte del Camino, en una actividad organizada por la Asociación de Usuarios de Perros Guía de la Comunidad Valenciana, que comenzó el pasado 20 de agosto.

Con esta recorrido, los peregrinos ciegos y sus perros guía quieren demostrar que la ceguera no es un obstáculo para poder realizar muchas actividades. Además, pretenden reivindicar los derechos de las personas ciegas usuarias de perros guía de poder circular con los animales que son sus ojos y su seguridad en medios de transporte y lugares públicos. El objetivo es que la sociedad se de cuenta de la importancia que tienen los perros guía para sus usuarios y encontrar cada día menos problemas en acceder a lugares de uso público.

Cada uno de los participantes tienen anécdotas del día a día, que nos pueden dar idea de la importancia de lo expuesto en el punto anterior, además de guardar un gran número de curiosidades como la del presidente de la Asociación, Vicente Galiana, que el día de la boda tuvo como “invitados estelares” al perro guía que terminaba de jubilar y al nuevo que le adjudicaron y que fueron los encargados de llevar los anillos al altar en el momento adecuado, emocionando a todos los asistentes.

El grupo de peregrinos ciegos ha estado acompañado, además, de voluntarios que les han ayudado en su peregrinación, en la que acabarán recorriendo los 100 kilómetros que les otorga la preciada Compostela, tanto para ellos como para sus perros.

Salieron el pasado 20 de agosto, a las cuatro de la madrugada desde Castellón y Elche, simultáneamente, para horas después, proseguir todos juntos el viaje desde Cuenca. Llegarán a Santiago el 25 de agosto por la tarde. Allí, realizarán una visita guiada a las cubiertas de la Catedral, acompañados de sus perros.