20 diciembre. Día Internacional de la Solidaridad Humana

999

La Asamblea General de la ONU decidió en el 2005 proclamar que todos los 20 de diciembre se celebraría el Día Internacional de la Solidaridad Humana (resolución 60/209).

Al hacer esto recordó que la Declaración del Milenio identificó la solidaridad como un valor fundamental y universal que debe sostener las relaciones entre las personas en el siglo XXI.

Además, con el objetivo de erradicar la pobreza y promover el desarrollo humano y social en los países menos industrializados, en particular entre los segmentos más pobres de sus poblaciones, la Asamblea General creó el Fondo Mundial de Solidaridad, en su resolución 57/265. 

La solidaridad, que se basa en la igualdad, la inclusión y la justicia social, conlleva una obligación mutua entre todos los miembros de la sociedad y de la comunidad mundial.

Y ello, a su vez, debería impulsar el establecimiento de asociaciones y la cooperación entre todos los agentes de desarrollo: los gobiernos, las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado.

Este Día tiene también su origen en la declaración aprobada en la Cumbre del Milenio de 2000. “Los problemas mundiales”, señalaron, “deben abordarse de manera tal que los costos y las cargas se distribuyan con justicia, conforme a los principios fundamentales de la equidad y la justicia social. Los que sufren, o los que menos se benefician, merecen la ayuda de los más beneficiados”.

El Día Internacional de la Solidaridad Humana es:

  • Un día para celebrar nuestra unidad en la diversidad
  • Un día para recordar a los gobiernos a que respeten sus compromisos con los acuerdos internacionales
  • Un día para sensibilizar al público sobre la importancia de la solidaridad
  • Un día para fomentar el debate sobre las maneras de promover la solidaridad para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, incluida la erradicación de la pobreza
  • Un día de acción para fomentar nuevas iniciativas para la erradicación de la pobreza