16 de septiembre: Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono

729
Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono

El 16 de septiembre es el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono. Esta fecha, instaurada en 1995 por las Naciones Unidas, toma como referencia el día en el que se celebró el Protocolo de Montreal, diseñado en 1987 para proteger la capa de ozono y reducir las sustancias nocivas que la deterioran.

La capa de ozono se encuentra dentro de la atmósfera terrestre y es la encargada de proteger nuestro planeta de los rayos ultravioleta. Este escudo, formado por O3 –Ozono– absorbe alrededor del 98% de la radiación UV, lo que nos permite preservar la vida y evitar numerosas enfermedades.

Las principales causas de que esta capa gaseosa se esté debilitando proceden de la proliferación de los gases conocidos como CFC, provenientes, principalmente, de los aerosoles. Esta reducción de la capa de ozono provoca graves problemas en nuestra salud, como la aparición de cáncer de piel, de cataratas, o de daños en el sistema inmune. Un tipo de enfermedades que cada vez están más presentes y frente a las que hay que tomar medidas, como la aplicación de crema solar y el uso de gafas de sol homologadas.

Esta lucha por preservar la capa de ozono no solo se lidia contra el ser humano. También la erupción de los volcanes y las altas temperaturas de las capas altas de la atmósfera debilitan de manera notable su estructura. Por ello, resulta de vital importancia que las medidas establecidas en 1987 se cumplan de manera rigurosa y que haya una concienciación global por esta causa.

El Protocolo de Montreal actuó como punto de inflexión en el desgaste de la capa de ozono. Desde el año 2000, el principal agujero de la capa gaseosa, el de la Antártida, se ha reducido hasta 4 millones de km2. Estos datos evidencian una evolución positiva y se debe, principalmente, a la prohibición de los antes mencionados gases CFC.

Según afirma Susan Solon, geóloga del Instituto Tecnológico de Massachussets, la respuesta del planeta a estas medidas está siendo efectiva. Asimismo, no debe tomarse esto como un logro cumplido, sino como un proceso que se está llevando a cabo en la buena dirección.

Desde Humania queremos hacer eco del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono y apelar a la concienciación ciudadana por la conservación de nuestro bien más preciado: el planeta tierra.