Cerca de 500 personas participaron en las I Jornadas de Familia y Discapacidad

363

En la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE

•    Estas jornadas se enmarcan en el primer aniversario de la Cátedra Telefónica Fundación-Repsol de Familia y Discapacidad, promovida por Fundación Síndrome de Down de Madrid

 

•    La familia Flórez-Troncoso recibió el Primer Premio Telefónica-Fundación Repsol de Familia y Discapacidad

 

Martes, 22 de octubre de 2013.- Cerca de 500 personas asistieron a las I Jornadas de Familia y Discapacidad Intelectual “Ciclo vital y calidad de vida”, organizadas por la Cátedra Telefónica-Fundación Repsol de Familia y Discapacidad, integrada en el Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y promovida por la Fundación Síndrome de Down de Madrid.

En el marco de las jornadas se hizo entrega del Primer Premio Telefónica-Fundación Repsol de Familia y Discapacidad a la familia Flórez-Troncoso.  Jesús Flórez y Mª Victoria Troncoso crearon en 1982 la Fundación Síndrome de Down de Cantabria y han impulsado el movimiento asociativo en favor de las personas con discapacidad en España e Iberoamérica.

La familia ha sido pionera en desarrollar y divulgar programas que han mejorado la vida de las personas con discapacidad intelectual a través de la investigación, la formación y la participación asociativa y es un ejemplo que sirve de inspiración a numerosas familias y profesionales que trabajan en este ámbito.

María Victoria, conocida como Toya, y Miriam Flórez Troncoso fueron las encargadas de agradecer el galardón en nombre de sus padres y hermanos. “Estoy en una situación óptima y no puedo pedir más. Esto es lo que quiero para todas las personas con discapacidad intelectual”, dijo Toya en la que era su primera intervención pública. “Muchas gracias a todos por ayudarnos”, añadió Miriam.

En el acto de clausura intervinieron también el rector de Comillas, Julio L. Martínez; el presidente de la Fundación Síndrome de Down de Madrid, Álvaro Alonso; el vicepresidente de la Fundación Repsol, César Gallo; y la directora Responsabilidad e Innovación Social Corporativas de Telefónica, Sofía Fernández de Mesa.

“Reconocemos su ejemplaridad y su excelencia, no por ser una familia perfecta, sino porque ha alcanzado el máximo de su capacidad de desarrollo moral, intelectual y espiritual”, aseguró el rector de Comillas, Julio L. Martínez, después de entregarles el premio. También aprovechó para congratularse por el primer año de vida de la Cátedra Telefónica-Fundación Repsol de Familia y Discapacidad y expresó su deseo de que continúe su andadura “al servicio de la transformación de las personas y la sociedad, a la que nosotros como instituciones queremos contribuir”.

Para Martínez, la sociedad civil tiene que sumarse a las familias y el Estado, en la mejora de la situación de las personas con discapacidad. “Esta universidad puede contribuir a que sociedades y personas sean mejores cada día”, afirmó

El presidente del Patronato de la Fundación Síndrome de Down de Madrid, Álvaro Alonso, expresó su agradecimiento a “grandes organizaciones de la excelencia”, como son Comillas, Telefónica y Fundación Repsol. En su intervención, destacó la importancia del asociacionismo para articular la participación ciudadana y llamó la atención sobre el protagonismo de las familias en el asociacionismo de la discapacidad. 

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación Repsol, César Gallo aseguró que “en Fundación Repsol nos sentimos totalmente identificados con los principios de la cátedra y compartimos su modelo, que apuesta por la inclusión e igualdad de oportunidades dentro de la diversidad”. “Las personas con discapacidad ofrecen espíritu de superación, compromiso y alegría a su entorno, unos valores de los que muchas organizaciones no podrán disfrutar si no los incluyen”, añadió.

Finalmente, la directora Responsabilidad e Innovación Social Corporativas de Telefónica, Sofía Fernández de Mesa señaló que el sector de la comunicación y las soluciones tecnológicas, en el que trabaja Telefónica, está en el centro de la solución de muchas de las dificultades a las que se enfrentan las personas con discapacidad. Pero además, dijo, el compromiso de la compañía va más allá, “porque estamos convencidos de que cuando la discapacidad se incorpora a cada elemento de la cadena de valor, mejora el resultado final”.

Sobre la cátedra

La Cátedra Telefónica-Fundación Repsol de Familia y Discapacidad, integrada en el Instituto Universitario de la Familia de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y promovida por la Fundación Síndrome de Down de Madrid, nació con el objetivo de investigar y promover la calidad de vida y bienestar de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias, desde una perspectiva multiprofesional, innovadora, crítica y comprometida con la sociedad. Entre las actividades de la cátedra está Demos, un proyecto de formación para el empleo e inclusión universitaria para jóvenes con discapacidad intelectual cuyo objetivo es la formación general y específica, desde una vertiente humanista, en diversos perfiles profesionales con objeto de favorecer una futura inclusión laboral en empleo ordinario.