Alrededor de 70 chavales con y sin discapacidad participan en el campamento de integración que organiza la ONCE

584

Hasta el 15 de julio, en Valdemorillo (Madrid)

Disfrutarán de actividades deportivas, de naturaleza y aire libre, de ocio y culturales, entre otras, adaptadas a sus necesidades

 

Madrid, 2 de julio de 2015 (ONCE).- Unos 70 niños y niñas y jóvenes ciegos o con discapacidad visual grave y/o con otras discapacidades asociadas, y niños sin discapacidad visual participarán en el campamento que la ONCE organiza, del 1 al 15 de julio, en la localidad madrileña de Valdemorillo.

 

Se trata del XXVI Campamento de Integración que, como en anteriores ediciones, está dividido en dos turnos, el primero (del 1 al 7 de julio) para niños de 6 a 11 años; y, el segundo (del 8 al 15 de julio), para los de 12 a 17 años. Bajo el lema “Indios y vaqueros”, los participantes realizarán todo tipo de actividades como rutas de senderismo, taller de reciclaje, teatro, bailes, actividades de sensibilización, etc.

 

En ambos casos, la actividad se desarrollará en las instalaciones del Centro de Ocio Rural NaturESCORIAL, una Granja Escuela y Centro de Ocio Rural situada cerca de El Escorial, a 50 Km. de la capital. Dispone de distintos tipos de alojamientos, todos ellos equipados con servicios y duchas, rodeados de amplios jardines, canchas deportivas, piscina, sala teatro, salas multiuso, aulas para talleres, zona de animales, sala de reunión para monitores, comedores, cocina, etc.

 

Siempre con un carácter lúdico y recreativo, a lo largo de las actividades previstas en el Campamento se trabajarán aspectos tales como el desarrollo de las habilidades sociales, destrezas y adquisición de estrategias para la autonomía personal, modificación de conductas e integración social, individual y grupal.

 

Campamentos para cerca de 400 niños y niñas

Como todos los años, al aproximarse el periodo estival y de vacaciones escolares, la ONCE lanza una variada oferta de campamentos y colonias de verano para todos sus estudiantes ciegos y con discapacidad visual grave, abiertos a la participación de niños con otras discapacidades asociadas a la ceguera y también niños sin discapacidad.

 

Bajo la máxima de la accesibilidad universal y el diseño para todos, la actividad se extiende a la mayoría de los centros que la Organización tiene por todo el Estado, con una participación anual de alrededor de 400 chavales.

 

Para los niños y jóvenes participantes, esta experiencia se traduce en una vivencia emocional intensa, donde el ritmo de vida es totalmente distinto, lo que favorece un ocio creativo y gratificante. Además, para aquellos que tienen ceguera o discapacidad visual grave es un recurso para mejorar su orientación, movilidad y desplazamiento en espacios abiertos y entornos diferentes a los habituales.

 

Por otra parte, se desarrollan los niveles de convivencia entre iguales, se fomentan las relaciones interpersonales y el conocimiento mutuo y facilitan la creación de nuevos sistemas de comunicación. La separación temporal de sus familias les permite crecer en autoestima, autonomía personal y responsabilidad, sin olvidar el desarrollo de hábitos saludables en el tratamiento educativo de lo cotidiano.

 

Como en el resto de campamentos, las propuestas para los más pequeños se centran en actividades deportivas y tareas relacionadas con la naturaleza, mientras que las dirigidas a jóvenes se centran en el aprendizaje de idiomas, deportes de aventura, turismo, convivencia, etc.

 

La procedencia de los niños y niñas que participan en este tipo de experiencias proviene de las diferentes comunidades autónomas que configuran el territorio español. La mayoría de los campamentos se desarrollarán desde finales de junio hasta mediados de agosto, para tratar de dar la mayor cobertura posible al periodo vacacional de los escolares.