El VIH/SIDA sigue afectando a niños y jóvenes

705

UNICEF muestra casos de éxito e innovación en una Conferencia sobre el  SIDA

Con motivo de la 21ª Conferencia Internacional sobre el SIDA que tiene lugar en Durban esta semana, UNICEF advirtió que pese al notable progreso global en la lucha contra la pandemia del VIH/SIDA, queda mucho trabajo por hacer para proteger a los niños y adolescentes de la infección, la enfermedad y la muerte.

Desde el año 2000, las acciones para prevenir la transmisión de madre a hijo (PTMI) en países con alta prevalencia de VIH/SIDA han disminuido la tasa de transmisión en aproximadamente un 70% en todo el mundo. Esto incluye a África Subsahariana, la región con mayor carga de infecciones y muertes por VIH/SIDA.

En los últimos 15 años, los programas de PTMI han evitado 1,6 millones de nuevos casos de infección de VIH en niños en todo el mundo, mientras que la provisión de tratamientos antirretrovirales ha salvado a 8,8 millones de personas de todas las edades.

Pero UNICEF informa de que los adolescentes tienen niveles alarmantes de muertes de SIDA.

“Después de todas las vidas salvadas y mejoradas gracias a la prevención, el tratamiento y el cuidado; después de todas las batallas ganadas contra el prejuicio y la ignorancia sobre esta enfermedad; después de todos los maravillosos logros alcanzados, el SIDA sigue siendo la segunda causa de mortalidad a nivel mundial en personas de entre 10 y 19 años – y la primera en África”, declaró Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF.

El número de muertes relacionadas con el SIDA entre adolescentes de 15 a 19 años se ha más que duplicado desde el año 2000. En el mundo, en 2015, hubo una media de 29 nuevas infecciones por hora entre los que se encuentran en este grupo de edad. Y mientras que los niveles de nuevas infecciones entre adolescentes se han estabilizado, UNICEF manifiesta preocupación porque los aumentos previstos en esa población para los próximos años signifique un aumento en el número total de infecciones.

Las niñas son particularmente vulnerables, representando el 65% de las nuevas infecciones en adolescentes a nivel mundial. En África Subsahariana, que concentra alrededor del 70% de las personas que viven en el mundo con VIH, 3 de cada 4 adolescentes infectados de VIH durante 2015 eran chicas.

Sin embargo, el miedo a las pruebas mantiene a muchos jóvenes sin conocimiento de su estado. Entre los adolescentes, sólo el 13% de las niñas y 9% de los niños se hicieron pruebas en el último año.

Una nueva encuesta realizada por U-report, una herramienta de información para móviles de UNICEF, muestra que cerca del 68% de los 52.000 jóvenes preguntados en 16 países dijo que no quería hacerse pruebas, tanto porque tenían miedo de un resultado VIH positivo, como por el estigma social.

Mientras tanto, las nuevas infecciones entre los niños debido a la transmisión al nacer o durante la lactancia ha decrecido dramáticamente desde el 2000, cayendo en un 70% en este período. Pero UNICEF llama a intensificar los esfuerzos para eliminar la transmisión del virus de madre a hijo.

Lake, después de una visita al Hospital Príncipe Mshiyeni Memorial en la provincia Kwa Zulu Natal, Sudáfrica, destacó la necesidad urgente de innovación y renovación de la voluntad política para llegar a los niños que siguen quedando atrás. En 2015, la mitad de las nuevas infecciones entre niños (0-14 años), se dieron en solo 6 países: Nigeria, India, Kenia, Mozambique, Tanzania y Sudáfrica.

“El innegable progreso alcanzado en las últimas 3 décadas no significa que la lucha ha terminado”, dijo Lake. “La batalla contra el SIDA no terminará hasta que no redoblemos nuestros esfuerzos en prevención y tratamiento; hasta que no alcancemos a los jóvenes a los que se les sigue negando el progreso al que millones ya han tenido acceso; y hasta que no desaparezca el estigma y el miedo que lleva a que tantos jóvenes no se hagan las pruebas”.