Aldeas Infantiles SOS y BoaMistura, unidos por la infancia

931

La organización de apoyo directo a la infancia y el colectivo artístico han presentado “Los niños pintan mucho”, un proyecto solidario para dar visibilidad a la situación de vulnerabilidad en la que viven miles de niños en España y resaltar su derecho a participar en la toma de decisiones que les afectan.

Aldeas Infantiles SOS fue galardonada el pasado 6 de septiembre con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016.

Esta mañana, en el Centro Ibercaja Actur de Zaragoza, Aldeas Infantiles SOS y el colectivo artístico BoaMistura han presentado el proyecto solidario “Los niños pintan mucho”. Una iniciativa con la que Aldeas, recientemente galardonada con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, quiere dar visibilidad a la situación de vulnerabilidad en la que viven miles de niños en España, donde el 35,4% de los menores de 16 años se encuentra en riesgo de pobreza.

Desde hoy y hasta el 16 de septiembre, los integrantes de BoaMistura y los 142 niños y jóvenes de la Aldea Infantil SOS de Zaragoza y de los dos Centros de Día que la organización tiene en la ciudad participarán en varios talleres colaborativos en los que pintarán diferentes muros de la Aldea. Una acción con la que la organización también quiere resaltar el derecho de los niños a participar en la sociedad y a expresar sus sentimientos y opiniones sobre aquello que les afecta.

La rueda de prensa ha sido ofrecida por Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS; Carmelo Monteagudo, su director territorial en Aragón; Miguel Manau, director de sus Centros de Día en Zaragoza; y los integrantes de BoaMistura Pablo G. Mena y Àngela Amer.

Durante la presentación, Pedro Puig ha señalado que su objetivo es que “todos y cada uno de los niños sean los verdaderos protagonistas de sus vidas, porque realmente son ellos, con su esfuerzo y su ejemplo, los que dignifican nuestro trabajo y nos enseñan que a pesar de las dificultades siempre es posible salir adelante”.

Por su parte, los miembros de BoaMistura han explicado cómo, “a través del arte participativo, la gente no sólo modifica su entorno sino también la manera de relacionarse con él; por eso, al hacer que los niños participen en su transformación, conseguiremos que se sientan todavía más orgullosos de él”.

“Nuestros niños van a ser felices pintando y expresándose entre todos y, poco a poco, van a interiorizar que cuando participamos en la sociedad somos capaces de transformarla y de hacerla un poquito mejor”, ha concluido Pedro Puig.

Compromiso con la infancia vulnerable

Aldeas Infantiles SOS trabaja desde hace sesenta y siete años ofreciendo un hogar y una familia a miles de niños y jóvenes privados del cuidado parental, a los que brinda un entorno protector en el que puedan crecer sintiéndose queridos y respetados. También ayuda a las familias que están pasando por un mal momento para que puedan recuperarse, con el objetivo de evitar que padres e hijos tengan que separarse.

A través de sus Aldeas, la organización ofrece un hogar a aquellos niños que no pueden vivir con sus padres. En él viven junto a otros niños, generalmente grupos de hermanos, a cargo de una educadora permanente que les brinda los cuidados, el afecto y el apoyo necesarios para su desarrollo. La organización cuenta con ocho Aldeas en España, ubicadas en Barcelona, Madrid, Granada, Cuenca, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas y Zaragoza, que en estos momentos acogen a 368 niños.

Además, desde sus Centros de Día, la organización atiende a las familias que están pasando por un mal momento, ofreciendo apoyo y orientación a los padres para que puedan cuidar adecuadamente de sus hijos, y brindando a los niños recursos que fomenten su desarrollo personal y favorezcan su rendimiento escolar. Aldeas Infantiles SOS cuenta con 19 Centros de Día en España (dos de ellos en Zaragoza), desde los que atiende, en estos momentos, a 423 familias. 

Nuestra labor en Zaragoza

La labor de Aldeas en Zaragoza comenzó en 1992, con la Aldea de Villamayor de Gállego, donde se acoge actualmente a 31 niños privados del cuidado parental.

Además de la Aldea, la organización cuenta en Zaragoza con una escuela infantil para los más pequeños y una zona de recreo para que los niños nunca se olviden de jugar.

Como complemento a estos programas, la Aldea dispone del “huerto-granja Malvaseda”, un lugar para concienciar a los niños sobre la importancia de cuidar nuestro entorno y animarles a interactuar con él. En el huerto, desde los más pequeñitos hasta los mayores, aprenden a plantar, a cuidar y a recolectar frutas y verduras; mientras que en la granja varios educadores imparten terapias alternativas con caballos para mejorar aspectos como la autoestima, la confianza o la comunicación interpersonal.

La organización también cuenta en Zaragoza con dos Centros de Día y una residencia para acompañar a los adolescentes en su camino a la independencia. 

Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016

Aldeas Infantiles SOS fue galardonada el pasado 6 de septiembre con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016. La candidatura, propuesta por la exjugadora española de baloncesto Amaya Valdemoro, se impuso sobre las treinta y dos que optaban a este reconocimiento, entre las que se encontraban Bono (el líder de la mítica banda irlandesa U2), el proceso de paz en Colombia, la Policía Nacional o la Fundación Abogados de Atocha.

El presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig, recibió la noticia con entusiasmo y agradeció la confianza del jurado. “Este reconocimiento sitúa a la infancia en un lugar protagonista y nos da la oportunidad de sensibilizar a la sociedad sobre la situación de vulnerabilidad por la que atraviesan miles de niños en España y en el mundo”, indicó.