Declaración de Anthony Lake sobre el acuerdo de alto el fuego en Yemen

686
unicef

“El alto el fuego anunciado en Yemen ofrece una nueva esperanza en una situación cada vez más catastrófica para los niños”.

Dieciocho meses de conflicto han llevado a la muerte de más de 1.000 niños y han dejado a millones más sin acceso a la atención básica y en riesgo de muerte inminente. A medida que disminuyen los suministros de alimentos y agua, 1,5 millones de niños sufren de desnutrición aguda. El rápido aumento de los casos de cólera y sarampión está poniendo en riesgo la vida de miles de personas.

Desde hace algún tiempo nos hemos visto limitados en nuestros esfuerzos por llegar a estos niños con alimentos terapéuticos y suministros médicos.

Instamos a todas las partes implicadas en el alto el fuego a permitir un acceso humanitario sin obstáculos para poder efectuar la entrega de suministros y servicios que salvan vidas a todos los niños necesitados. No puede estar en el interés de nadie poner en peligro el futuro de Yemen, de sus hijos”