El Pacto Mundial trabaja con sus socios la gestión responsable de la cadena de suministro

La Red Española del Pacto Mundial ha celebrado en el IE Business School una nueva jornada de Casos de Implantación, en la que se ha ofrecido a las entidades participantes un enfoque práctico para la creación de valor a través de una gestión responsable de su cadena de suministro. 

Tomando como punto de partida el Principio 2 del Pacto Mundial,  “Las empresas deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices en la vulneración de los derechos humanos”, las entidades asociadas a la Red Española han reflexionado sobre las ventajas de una gestión responsable de su cadena de suministro y han compartido ideas y buenas prácticas para mejorar dicha gestión. 

El encargado de introducir la jornada ha sido Joaquín Garralda, secretario general de la Red Española, quien ha destacado que “la prueba del algodón de la RSE de una empresa se obtiene en el departamento de compras, pues integrar en los criterios de compras los aspectos de sostenibilidad es un salto muy importante”. Para Garralda, “las inversiones que las empresas hacen en responsabilidad social se recuperan a medio-largo plazo, algo que cobra relevancia en este tiempo. En el caso concreto de la cadena de suministro es necesario un aprendizaje mutuo y diálogo entre empresa y proveedor”.  

La primera ponencia sobre cómo influye la gestión de la cadena de suministro en la reputación de la empresa ha corrido a cargo de Isabel López, socia directora de Responsabilidad y Gobierno Corporativa, y Claudina Caramuti, consultora, de Villafañe y Asociados. Éstas ha explicado que gestionar “la relación con los proveedores tiene una importancia cada vez más estratégica y la empresa debe asumir su responsabilidad respecto a la cadena de valor, y convertir a sus proveedores en socios reputacionales”.  

Además, las expertas han señalado que “mejorar las capacidades, la rentabilidad y la formación  de los proveedores creará una cadena de valor más cualificada y eficiente. El prisma reputacional implica analizar todos los aspectos críticos y riesgos potenciales de la cadena de valor, posibles contingencias de los proveedores, según sus características y particularidades”. 

A continuación, Jesús Maté, director regional South Europe de Achilles, ha presentado su sistema de diagnóstico y clasificación de proveedores con parámetros de RSE. Maté ha indicado que “el reto es integrar la RSE de manera eficaz, dentro de los procesos de compra, a lo largo de toda la cadena de suministro. Para valorar a los proveedores de manera sostenible tenemos en cuenta cuatro dimensiones: Comunicación, Liderazgo, Diálogo y Gestión”.  

El trabajo de Achilles les ha permitido saber que en general, “es en calidad en lo que los proveedores están más certificados, sin embargo, no lo están prácticamente nada en RSE”. 

Además, como experto, considera recomendable para las empresas realizar auditorías en su cadena de suministro.  

Ángela Montenegro, Directora de Organización y RSC de Contratas y Obras, ha explicado el caso concreto de su política de proveedores. Cómo le sirven sus recursos de  responsabilidad social (código ético, comité ético, canales de comunicación, cuadro de mando, formación y reuniones) para involucrar a sus proveedores. Hasta el punto de que, ha concluido, “este modelo generador de confianza y cooperación con nuestros proveedores nos  ha servido para conseguir la continuidad de nuestro negocio en un tiempo como el actual”.  

Al término de las ponencias los asistentes han participado en un breve debate en el que han podido compartir sus opiniones y experiencias con los ponentes sobre cómo gestionar responsablemente su cadena de suministro.   

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas (UN Global Compact) es una iniciativa de compromiso ético destinada a que las entidades de todos los países implanten como parte integral de sus operaciones y estrategia, 10 Principios de conducta y acción en materia de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra Corrupción. En España, Global Compact opera a través de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas,  organismo al que ya se han adherido más de 1600 miembros.