Casi un cuarto de millón de niños sufren desnutrición aguda en el estado de Borno, Nigeria

614

Son datos que ha ofrecido hoy UNICEF, que describen el agravamiento de la crisis humanitaria causado por la emergencia de Boko Haram, que continúa extendiéndose.

A medida que más áreas en el noroeste, van siendo accesibles a la ayuda humanitaria, se evidencia el endurecimiento de la crisis alimentaria que afecta a los niños.

La agencia de Naciones Unidas para la infancia urge a todos los aliados a unirse en la respuesta humanitaria y a los donantes a apoyar urgentemente con recursos.

De los 244.000 niños que sufren desnutrición aguda grave en Borno, se estima que 49.000 niños – casi 1 de cada 5 – podrían morir si no reciben tratamiento.

“134 niños morirán de media diariamente por causas relacionadas con la desnutrición aguda si la respuesta no aumenta rápidamente”, dijo Manuel Fontaine, director regional de UNICEF para África Occidental y Central, a la vuelta de su visita al estado de Borno. “Necesitamos que todos los aliados y donantes den un paso al frente para evitar que muera un solo niño más. Nadie puede hacer frente a una crisis así en solitario”.

Durante su visita a lugares ahora accesibles, que anteriormente estaban bajo el control de Boko Haram, Fontaine ha sido testigo de ciudades destruidas que alojan personas desplazadas, familias con acceso limitado a condiciones adecuadas de higiene, agua o alimentos, y miles de niños, frágiles, en desesperada necesidad de ayuda.

“Hay 2 millones de personas a las que seguimos sin poder llegar en el estado de Borno, lo que quiere decir que la verdadera dimensión de esta crisis todavía no se ha revelado al mundo”, declara Fontaine. “Hay organizaciones en terreno haciendo un trabajo fantástico, pero ninguna de nosotras estamos siendo capaces de trabajar en la escala y calidad que necesitamos. Debemos intensificar nuestros esfuerzos”

UNICEF trabaja con aliados para identificar y tratar la desnutrición infantil y mejorar su acceso al agua y la higiene. La respuesta humanitaria de UNICEF incluye también atención sanitaria, inmunización, educación y apoyo psicológico a los niños afectados por la violencia.

A principios de 2016, UNICEF hizo un llamamiento por valor de 55,5 millones de dólares destinados a responder a la crisis humanitaria en el noreste de Nigeria, pero hasta la fecha sólo se han recibido 23 millones, el 41%. Teniendo en cuenta que la agencia de los niños llega a cada vez más áreas con enormes necesidades humanitarias, en las próximas semanas, se espera que el llamamiento aumente significativamente.