Farmamundi suministra alimentos y leche infantil a familias palestinas refugiadas en Siria

651

El campo de Khan Eshieh, en el que también sobreviven 2.000 desplazados internos por la guerra siria, no recibe apoyo de la ONU desde 2012 por la grave situación de inseguridad

Reparto de alimentos por JafraDespués de más de 60 años de exilio y condición apátrida, en la que la situación de la población de Palestina lejos de mejorar se ha agravado, en Siria existen a pesar de la guerra 9 campamentos de refugiados palestinos en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación. Farmamundi, a través de su Fondo de Emergencias y junto a la ONG local Jafra, distribuirá durante los próximos tres meses alimentos, medicamentos y kits higiénicos a unas 8.000 personas que actualmente malviven en el campo de Khan Eshieh, en una zona rural próxima a Damasco.

En la actualidad, por la situación de inseguridad, en el campamento de Khan Eshieh no hay ninguna organización internacional asistiendo, incluyendo a las agencias de Naciones Unidas, que no prestan sus servicios en él desde el año 2012. A consecuencia de este aislamiento, la población refugiada debe acudir a Zakia o Damasco para intentar abastecerse. “Todas las carreteras de acceso han sido cerradas, salvo la que conecta el campo con Zakia, donde todavía hay algún comercio abierto. Sin embargo esta vía, a pesar de estar abierta, sufre a diario tiroteos, provocando numerosas bajas de civiles. A pesar del riesgo, es la única manera que tienen de conseguir artículos de primera necesidad y alimentos. Sólo entre el 17 y el 23 de junio, hubo 35 asaltos aéreos sobre el campo, bombardeando sobre todo la parte Oeste del mismo”, explica la responsable de Acción Humanitaria y Emergencias de Farmamundi, Tania Montesinos, quien coordina esta intervención junto a la ONG local Jafra (Foundation for Relief and Youth Development).

Esta escalada de violencia entre las Fuerzas gubernamentales sirias y los grupos armados de la oposición ha provocado un empeoramiento de la situación humanitaria, sobre todo de la población refugiada, unas 14.000 personas, entre ellas 3.000 niños y niñas y más de 1.000 ancianos. En este sentido, a través del Fondo de Acción Humanitaria y Emergencias (FAHE), Farmamundi y Jafra distribuirán alimentos (arroz, azúcar, aceite, judías, pasta…), medicinas y kits higiénicos, que serán introducidos en el campo en función de la situación militar en la zona, evitando poner en riesgo las vidas de la población residente en el interior, tal y como ya se ha hecho en las recientes intervenciones humanitarias de ambas ONG llevadas a cabo en el campo sirio de Al Yarmouk.

“La población más vulnerable, niños y niñas y mayores, no tienen acceso a asistencia médica y tampoco hay equipos ni insumos para poder tratar a los heridos por los bombardeos de las últimas semanas. Por ello, como ya hicimos en las dos últimas intervenciones, se ha establecido como prioritaria la adquisición de alimentos, especialmente leche infantil, así como insumos médicos y material de cirugía básica para atender a la población”, concluye Montesinos.

Incluso antes de los últimos ataques, las familias del campo (incluyendo desplazados internos) ya se enfrentaban a condiciones de precariedad extrema con cortes de agua y combustible, desabastecimiento de medicamentos e insumos médicos, escasez de alimentos, ropa y demás enseres básicos.

MIEMBROS DEL FONDO DE EMERGENCIAS DE FARMAMUNDI: Laboratorios Viñas, Cinfa, Esteve y Kern Pharma; Distribuidora Guipuzcoana SL; los Ayuntamientos de Terrassa y Vilafranca del Penedès, y el Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia y los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Girona, Lleida y Tarragona.