Bankia y Fundación Integra ponen en marcha en Valencia la III edición del proyecto de integración de mujeres víctimas de violencia de género

585

Un total de 30 mujeres víctimas de malos tratos podrán mejorar su empleabilidad a través de un programa de formación.

En el programa ‘Una nueva vida’ ya han participado 58 mujeres.

Bankia y Fundación Integra han puesto en marcha la III edición del proyecto ‘Una nueva vida’ con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el futuro profesional de mujeres que han sufrido violencia de género en Valencia.

A través de este proyecto, que se enmarca dentro del convenio de colaboración firmado por ambas entidades, 30 mujeres con pasados marcados por los malos tratos tendrán la oportunidad de mejorar su empleabilidad a través de un completo programa de formación que les permitirá adquirir las herramientas y conocimientos necesarios para acceder al mundo laboral con confianza y seguridad.

Cuando estas mujeres llegan a la Fundación Integra muestran enormes secuelas y carencias provocadas por el maltrato: apenas tienen autoestima ni confianza en sí mismas; se encuentran aisladas y en situaciones económicas desesperadas, que están agravadas por las cargas familiares no compartidas y, en muchas ocasiones, como consecuencia del aislamiento en el que han vivido, carecen de experiencia laboral previa que les ayude a encontrar un trabajo.

Para ellas, conseguir un empleo es vital para salir adelante junto a sus familias. Por eso, este programa trabaja de forma particular el fortalecimiento personal y la motivación, a la par que las habilidades sociales y las herramientas y conocimientos prelaborales.

Esta formación cuenta además con un valor añadido para estas mujeres, ya que todos los talleres son impartidos por voluntarios corporativos de empresas como Bankia, que comparten con ellas su tiempo y experiencia, reforzando su autoestima y confianza de cara a afrontar con éxito su proceso de búsqueda de empleo y su integración real en el mundo laboral y en la sociedad.

“Antes yo sentía que iba por una carretera en dirección contraria con los ojos cerrados. Este proyecto me ha hecho darme cuenta de que es necesario abrirlos para ver las señales que nos llevan a continuar y a seguir adelante. Estoy muy agradecida porque sé que otras mujeres en situaciones como la mía aún no han podido tener esta increíble oportunidad”. Así describió su paso por el proyecto una de las participantes de la pasada edición.

Los buenos resultados conseguidos en ediciones anteriores, en las que las 58 mujeres participantes accedieron a 42 puestos de trabajo, han animado a Bankia a seguir apoyando en Valencia, un año más, a mujeres que han sufrido violencia de género para conseguir, a través de este proyecto y de un empleo, el inicio real de una nueva vida.