Banco Farmacéutico vuelve a recaudar fondos contra la pobreza farmacéutica con los “Caramelos que pueden salvar vidas”

743

La campaña de Caramelos Solidarios que el año pasado fue todo un éxito en las farmacias catalanas, vuelve para recaudar fondos para hacer frente a la pobreza farmacéutica.

Una vez más, Banco Farmacéutico endulza las farmacias solidarias con sus botes de caramelos solidarios que recaudan fondos para destinar a la lucha contra la pobreza farmacéutica a través del proyecto Fondo Social de Medicamentos. Se ha puesto en marcha una nueva campaña de “Caramelos que pueden salvar vidas” que permitirá que muchas personas sin recursos de nuestra sociedad no tengan que renunciar a los medicamentos recetados por no poder costeárselos.

Banco Farmacéutico ha vuelto a crear, con el patrocinio de la Fundación Caja de Ingenieros, unos botes de caramelos elaborados sin gluten y sin azúcares para que todo el mundo pueda participar en esta campaña contra la pobreza farmacéutica. Además, esta campaña de productos solidarios cuenta de nuevo con la logística de Fundación SEUR que se encargará de que todos aquellos que quieran participar reciban los caramelos a las puertas de su farmacia.

El Fondo Social de Medicamentos

El dinero que se recoja con la venta de los botes de caramelos solidarios se destinará a luchar contra la pobreza farmacéutica a través del proyecto Fondo Social de Medicamentos. El Fondo Social de Medicamentos se puso en marcha en la ciudad de Barcelona a principios de 2015 y tiene el objetivo de cubrir las aportaciones económicas en medicamentos de aquellas personas que no pueden pagárselos. Actualmente hay más de 700 personas beneficiarias del proyecto, en Barcelona y Montcada i Reixac, que ya no tienen que abandonar sus tratamientos de farmacia por carencia de recursos.

Banco Farmacéutico

Además del Fondo Social de Medicamentos y otros proyectos, la ONG Banco Farmacéutico organiza anualmente la Jornada de Recogida de Medicamentos en diferentes puntos de España gracias a la estrecha colaboración con organizaciones de voluntariado, farmacias, entidades asistenciales, ciudadanía y empresas del sector farmacéutico. Los medicamentos recogidos en la Jornada de Recogida de Medicamentos son comprados por los ciudadanos el mismo día de la Jornada en la farmacia. Solo se recogen aquellos medicamentos que las entidades asistenciales han solicitado previamente, de esta manera se focalizan los esfuerzos en cubrir necesidades reales y concretas de las personas sin recursos. En la última edición, gracias a un gran éxito de participación se recaudaron el 80% de los 35.000 medicamentos que las entidades requerían, con valor de 114.000 euros.

Fundación Caja de Ingenieros

La campaña “Caramelos que pueden salvar vidas” es posible gracias al patrocinio de la Fundación Caja de Ingenieros que, creada en 2011, se define como la expresión de la vocación de responsabilidad social corporativa de Caja de Ingenieros. La institución tiene la misión de establecer relaciones fundamentadas en la ética, el compromiso y la confianza, que permitan aportar un valor sostenible a las comunidades profesionales; y contribuir al desarrollo social, económico y cultural de los socios y la sociedad en conjunto.

Acerca de Fundación SEUR

Fundación SEUR contribuye desde 2004 al impulso de proyectos solidarios con el objetivo de mejorar el entorno donde SEUR desarrolla su actividad. La logística solidaria a favor de los más necesitados y, en concreto, a favor de la infancia, es uno de los pilares clave en su estrategia de apoyo a la comunidad.

Gracias a la colaboración y solidaridad del equipo SEUR, formado por más de 6.300 profesionales, se han conseguido donar más de 1.300.000 euros a fines humanitarios dirigidos a un total de 11.825 beneficiarios. Una de sus iniciativas más importantes, “Tapones para una nueva vida”, está centrada en recoger tapones de plástico con el fin de sufragar los gastos médicos no cubiertos por la Seguridad Social de niños con enfermedades graves o para facilitar el acceso a complementos ortopédicos a aquellos otros que no tienen recursos, logrando que a día de hoy más de 95 niños ya cuenten con esta ayuda.