Fuerte movilización de Médicos del Mundo, que hace un llamamiento urgente a la reacción de la comunidad internacional

960

Más del 60% de la población de Yemen, afectada por la hambruna

Varios países africanos (Nigeria, Sudán del Sur y Somalia), además de Yemen se enfrentan en estos momentos a una grave crisis alimentaria: para contribuir a combatirla, Médicos del Mundo ha reforzado sus actividades en la zona y hace un llamamiento a una reacción urgente de la comunidad internacional con el fin de facilitar el acceso humanitario.

La crisis actual se debe a varios factores: las sequías repetidas, los conflictos y sus consecuencias (desplazamientos de poblaciones, el fracaso de los Estados y la inseguridad). “La emergencia afecta al menos a 20 millones de personas. Es una situación crónica que se ha agudizado en los últimos meses, en países y regiones donde el acceso humanitario es extremadamente difícil”, resume José Félix Hoyo, presidente de Médicos del Mundo España. “Los efectos del cambio climático, los desastres naturales y los conflictos influyen en la aparición de las situaciones de hambruna, pero para controlar las causas y paliar las consecuencias es absolutamente determinante la voluntad política”, añade.

Según nuestros equipos en el terreno, el número de niñas y niños desnutridos que visitan nuestros centros lleva creciendo desde el año pasado de manera sostenida. La situación nutricional es crítica: en Somalia, alrededor de 944.000 menores de cinco años sufren desnutrición1 y alrededor de 6,2 millones de personas (más de la mitad de la población) está en condiciones de inseguridad alimentaria. En Yemen, más del 60% de la población está afectada.

La situación sanitaria es también causa de preocupación: se han contabilizado más de 13.000 casos de diarrea aguda en Somalia y 20.000 casos sospechosos de cólera en Yemen.

“Aunque la alerta se dio hace varios meses, el riesgo de hambruna se ha incrementado en tanto que no se han aportado soluciones políticas a los conflictos. Hacemos un llamamiento a una movilización diplomática y financiera de la comunidad internacional”, anuncia Hoyo.

La Red Internacional de Médicos del Mundo2 opera en tres de los países más afectados por la crisis: Somalia, Nigeria y Yemen. Nuestros equipos están además valorando en estos momentos la posibilidad de ampliar nuestro trabajo con nuevas actividades en Etiopía, Kenia y Sudán del Sur.

En Nigeria, Médicos del Mundo se centra en mejorar el acceso a la atención primaria de salud de los colectivos más vulnerables y proporciona cuidados a los niños y niñas con desnutrición. La organización trabaja en Maiduguri con poblaciones desplazadas y de acogida.

En Somalia, Médicos del Mundo lleva operativa en Bosasso desde 2011 con un programa de atención primaria y salud sexual y reproductiva dirigido a personas desplazadas internas, migrantes y poblaciones de acogida.

En Yemen, Médicos del Mundo proporciona ayuda a la población apoyando las capacidades de 5 centros de salud en los distritos Jehanah y Haima (en la gobernación de Sana) y facilita asistencia sanitaria primaria que incluye tratamiento nutricional y atención psicosocial. Los centros de salud han sido severamente dañados por el conflicto y nuestros equipos trabajan para rehabilitarlos y para asegurar el suministro de medicamentos y otros materiales.

La organización humanitaria se plantea de manera inmediata la puesta en funcionamiento de nuevas clínicas móviles para llegar a la población rural, la activación de sistemas de detección de casos de malnutrición en esas zonas y la puesta en marcha de acciones inmediatas para prevenir la extensión del cólera y las diarreas agudas.


1 http://reliefweb.int/report/somalia/unicef-somalia-humanitarian-situation-report-02-1-15-march-2017

2 La red internacional de Médicos del Mundo comprende 15 delegaciones que comparten una misión común y el objetivo de prestar asistencia sanitaria y rendir testimonio de las injusticias.