Emergencia Colombia, un mes después: la ciudad de Mocoa sigue sin red de agua

1618

Hasta la fecha, prioridad el agua


“Las necesidades en Mocoa continúan, casi un mes después de la emergencia.  En estos momentos todavía hay gente en albergues o en casas donde ha sido acogida”, señala José Luis Barreiro, director de Acción contra el Hambre en Colombia.

Desde Acción contra el Hambre se ha priorizado la respuesta en agua, saneamiento e higiene, ya que tras la catástrofe las infraestructuras de agua quedaron completamente destruidas. De hecho, la red de abastecimiento de agua continúa inhabilitada en el municipio de Mocoa. La demanda de agua potable se está satisfaciendo mediante su distribución en camiones cisterna. Se estima que este sistema provisional de distribución de agua continúe entre uno y tres meses.

“Hemos de permanecer muy atentos al control de vectores y de las enfermedades transmitidas por el agua como el dengue o el cólera”, añade José Luis. “Nuestra respuesta se ha centrado en el agua y el saneamiento seguros mediante la instalación y rehabilitación de puntos de agua, así como la distribución de filtros, kits de higiene y tanques, además de mosquiteras, colchonetas, mantas y alimentos”, añade José Luis.

“Desde el inicio hemos coordinado nuestra respuesta con las instituciones de la zona, al mismo tiempo que les brindando acompañamiento y asistencia técnica. Tanto para la de gestión de información como para la entrega de ayuda humanitaria”, afirma Barreiro.

Medios de vida que han quedado muy mermados
Tras las evaluaciones de necesidades que los equipos de Acción contra el Hambre han realizado sobre el terreno, se identificó que los medios productivos de la población agraria han quedado muy mermados. “Una de nuestras principales preocupaciones tras la primera respuesta a la emergencia es identificar la afectación de los medios de vida de la población, que puede tener graves consecuencias a largo plazo”, apunta José Luis Barreiro.

Acción contra el Hambre, en primera línea desde el día D
El equipo de Acción contra el Hambre en Putumayo, presente en la zona desde 1997, se desplazó hasta Mocoa con mantas, colchonetas, filtros de agua y otros materiales de primera necesidad pocas horas después del desastre, atendiendo a 3.000 personas. Además de estas primeras distribuciones hemos instalado más de 84 puntos de agua, distribuido alimentos en ollas comunitarias y distribuido  kits de higiene y mascarillas a la población concentrada en puntos de acogida.

Debemos permanecer atentos
“Desde que se produjo la catástrofe hasta ahora, nuestros equipos sobre el terreno vienen percibiendo un incremento de la tensión y la ansiedad de la población que espera soluciones a sus problemas. Esperamos que a partir del mes de mayo empiece a funcionar el subsidio de  350.000 pesos (poco más de 100 euros) que va a dar el Gobierno durante tres meses. Tras este periodo, nos enfrentamos a un momento crítico, ya que esta ayuda dejará de existir, la población afectada necesitará donde alojarse y ya no existirán los albergues.  El agua va a ser otra necesidad que deberemos priorizar en nuestra respuesta durante los próximos meses” concluye José Luis.

Todos los canales de colaboración ciudadana habilitados por La organización continúan abiertos:

Teléfono gratuito 900 100 822
Santander ES57 0049 0001 5928 1009 0000
Bankia ES44 2038 1820 2560 0048 6507
La Caixa ES86 2100 2999 9302 0003 0018