Más de 10 millones de niños viven en los países amenazados por el huracán Irma

918
© UNICEF/ Bradley

UNICEF teme que cientos de miles de niños se vean directamente afectados

Más de 10,5 millones de niños viven en los países que podrían sufrir los daños causados por el huracán Irma, advierte UNICEF. En base a la trayectoria actual de la tormenta, los niños que viven en las islas del Caribe Oriental, República Dominicana, Haití y Cuba están en riesgo. De ellos, más de 3 millones son menores de 5 años. UNICEF alerta de que cientos de miles de niños pueden sufrir los peores efectos de la tormenta, siendo aquellos que viven en las zonas costeras los que corren mayor riesgo.

“Los fuertes vientos y las lluvias torrenciales ya han atravesado algunas de las islas más pequeñas y más expuestas del Caribe Oriental, incluyendo Anguila y Barbuda”, ha explicado Patrick Knight, director de Comunicación de UNICEF en la zona en declaraciones desde Barbados. “Los daños producidos hasta ahora evidencian que estamos ante graves niveles de destrucción. Nuestra prioridad es llegar a todos los niños y familias de las comunidades afectadas tan pronto como sea posible”.

El huracán Irma, una tormenta de categoría 5, viajó el miércoles a través de varias islas del Caribe Oriental, dejando un rastro de destrucción en su camino especialmente grave en Anguila, las Islas Vírgenes Británicas, Barbuda y las Islas Turcas y Caicos. Las primeras estimaciones hablan de 74.000 personas afectadas en estos lugares, incluyendo 20.000 niños.

Según las autoridades locales, las redes de comunicación en muchas de las zonas afectadas se han visto dañadas total o parcialmente. Las infraestructuras, incluyendo carreteras, puentes, hospitales y escuelas también han sufrido diversos daños. En Barbuda, el 90% de la infraestructura ha sido destruida. 132 escuelas podrían haberse visto afectadas.

La preocupación inmediata de UNICEF es proporcionar agua potable y saneamiento a las comunidades, así como ofrecer servicios de protección para niños y adolescentes, incluyendo asistencia psicosocial a las poblaciones afectadas. UNICEF también apoyará el restablecimiento de los sistemas educativos y de aprendizaje temprano como los espacios seguros para la infancia.

Antes de la tormenta, UNICEF preposicionó suministros humanitarios fundamentales en Antigua, Barbuda y Barbados para asegurar, en coordinación con las autoridades locales, una rápida distribución de estos bienes a las poblaciones afectadas. Estos suministros incluyen agua, alimentos y medicinas, provisiones para el tratamiento de agua, kits de higiene, refugios provisionales y materiales educativos.

Se prevé que el huracán Irma continúe su camino devastador hacia el oeste, situando a República Dominicana, Haití y Cuba en riesgo en las próximas horas y días.